En todas las empresas siempre existe un líder que lleva a cabo los proyectos laborales, pero como en todo siempre hay unos mejores que otros.

De acuerdo con Alain de Matteis**, socio de Brújula Interior, especialista en temas de desarrollo profesional, un líder es alguien que tiene autoridad misma que se ha ganado ante los demás, ya que las personas con las que trabaja apoyaron sus decisiones. Y regularmente un jefe se elige, se le dice qué va a hacer y a través de quiénes.

Es por ello que a veces los empleados tienen mayor empatía con uno que con el otro, pero al final dependen de cómo los lleve ese líder para lograr objetivos en conjunto.

Frases fatales, ¡evítalas si quieres ser un buen jefe!

Existen algunas frases que los colaboradores toman a mal porque se minimiza el trabajo que se hace, porque no se les toma en cuenta o simplemente por la forma en que se les dice, razones por las cuales los líderes de las empresas deberían evitarlas:

1. Para eso te pago. Decirle estas palabras a un empleado hará que crea que no te importa como persona, sino sólo como generador de trabajo que requiere dinero para hacer cualquier cosa.

2. No es mi problema. Claro que es problema del líder, siempre lo será, porque él es quien maneja al equipo y si él no está bien, siempre existirán fallas.

3. Así se han hecho siempre las cosas. Al decirle esto a tu colaborador lo limitas a que proponga nuevas ideas que incluso podrían mejorar, ya que él lo ha trabajado y también conoce el ámbito.

4. Yo aquí soy el jefe. Los líderes también requieren de un equipo de trabajo, al mencionar esta frase, seguramente la persona sentirá que no es parte del proyecto. 

 

via GIPHY

5. Los problemas personales se quedan detrás de la puerta. Se debe entender que el empleado es un ser humano con sentimientos y emociones, por ello se deben cambiar estas palabras por algunas que muestren la calidad humana y empatía de su superior.

6. Tienes suerte de trabajar aquí, porque en otros lados… Así como existen cosas de las que otras empresas carecen, existen aquellas por las que sean las mejores y quizá eso ni el empleado ni el líder las han investigado.

7. Aquí nadie es indispensable. Esta quizá sea la frase más sonada en las empresas, si bien, tu equipo de trabajo tiene ese pensamiento no se debe mostrar a los trabajadores, ya que al final ellos trabajan para la empresa y dan lo mejor de sí, deben estar seguros de que no son reemplazables, sino únicos.

**Alain de Matteis es Socio de Brújula Interior, especialista en temas de desarrollo humano y profesional

Búscanos en: Página Web: http://brujulainterior.mx/

Facebook: /BrújulaInterior Linkedin: Brújula Interior Twitter: @BrújulaInterior

 

 

 

Comparte tu opinión