La salud del seno requiere un enfoque proactivo para la prevención y detección de cáncer y, por tal razón, existen diversas opciones como las mamografías, resonancias magnéticas, ultrasonidos y la autoexploración mamaria para detectarlo a tiempo y así mejorar las perspectivas de tratamiento. Sin embargo, en el caso de ya contar con un diagnóstico de cáncer, se requiere gran cantidad de apoyo y recursos, incluyendo tratamiento avanzado o procedimientos quirúrgicos seguros y actualizados para que, en la medida de lo posible, se evite la opción de amputar el seno o deformarlo.

La reconstrucción de mama es uno de los procedimientos quirúrgicos más seguros que existen y se efectúan días o hasta meses después de realizarse la mastectomía, lo que provoca que las pacientes ingresen por segunda ocasión al quirófano, generándoles miedo y ansiedad.

En ese sentido, el Hospital Metodista de Houston considera que esta enfermedad requiere de una constante atención, estudio y preparación para desarrollar técnicas que les permitan colocarse como el líder médico en mecanismos para el cáncer de mama, logrando minimizar los daños que genera la mastectomía.

Anteriormente, el desarrollar cáncer de mama significaba que los médicos removieran el pezón con el tejido del seno; sin embargo, hoy en día el Hospital Metodista de Houston cuenta con un mecanismo innovador liderado por la doctora Aldona Spiegel que permite que la mujer pueda tener una mastectomía que conserve el pezón y una reconstrucción directa al implante para que de inmediato tenga un buen resultado. No obstante, están mejorando el proceso para que las pacientes recuperen en su totalidad la sensación.

Cabe destacar que un equipo de investigadores del Centro Médico Metodista de Oncología participa activamente en una serie de estudios clínicos relacionados con prevención y detección, así como el carcinoma temprano y avanzado. Las principales áreas de investigación incluyen el desarrollo normal de la glándula mamaria, biología de las enfermedades de mama pre-malignas, evaluación de riesgo genético, terapia genética para prevención y/o tratamiento, la terapia dirigida de fármacos y nuevas técnicas quirúrgicas para salvar el tejido.

A su vez, los oncólogos, médicos clínicos y científicos que trabajan en el Centro Metodista de Cáncer están a la vanguardia en temas relacionados con prevención, diagnóstico oportuno y la más sofisticada atención para este padecimiento al contar con áreas de investigación que les permiten mejorar el cuidado de los pacientes actuales y futuros mediante ensayos clínicos relacionados con cáncer.

El Hospital Metodista de Houston alberga el Centro Especializado en Cáncer de Seno y la Clínica de Cáncer de Seno Triple Negativo, los cuales ofrecen a los pacientes un estándar exclusivo de servicio para el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad.

Sin duda, es indispensable que se desarrollen planes personalizados de tratamiento y que las pacientes cuenten con toda la información para tomar la mejor decisión, pues no todos los cirujanos ofrecen este procedimiento y es importante que las mujeres entiendan sus opciones durante un momento difícil de sus vidas.

 

Colaboración del Hospital Metodista de Houston

Comparte tu opinión