Si no puedes amamantar, busca que la fórmula infantil que le des a tu hijo tenga HMO 2′-FL. Estas son las razones…

La leche materna es insustituible. Sin embargo, los avances científicos logran acercarse cada vez más a su composición, no para que las madres dejen de amamantar, sino para que a los pequeños que se les hace imposible hacerlo puedan tener una mejor calidad de alimentación y se enfermen menos.

En ese camino, los laboratorios Abbott anunció los resultados de un estudio que llevaron a cabo por más de 15 años y con el cual lograron incorporar Oligosacáridos de Leche Humana (HMO) en sus fórmulas infantiles. Se trata de un compuesto que se encuentra abundantemente en la leche materna y no en la de vaca. Pero… ¿cuán importante resulta?

 

Según la más reciente encuesta realizada en México, los niños menores de 5 años tienen 44,8% infecciones respiratorias y 11% de enfermedades diarréicas agudas. El doctor Sarbelio Moreno comenta que “100% de las madres mexicanas contiene en su leche materna el llamado HMO 2′-FL, el cual influye favorablemente en el sistema inmune de los niños”. Expertos aseguran que los pequeños alimentados con HMO 2′-FL presentan menos infecciones y menos problemas intestinales que quienes ingieren fórmulas sin HMO 2′-FL.

Beneficios de los HMO

1. Apoyan la salud intestinal al contribuir al crecimiento de bacterias benéficas en el organismo.

2. Ayudan a prevenir la agresión de patógenos. Básicamente atrapan a los patógenos que causan enfermedades.

3. Contribuyen a reformar el sistema inmunológico.

 

 

Foto: CC0 Creative Commons Pixabay

Comparte tu opinión