Si sientes que algo va mal en tu trabajo y te embarga un sentimiento de tristeza, desánimo diario, insatisfacción salarial y profesional, falta inexplicada de energía y desmotivación continua por lo que haces, es posible que estés pasando por una depresión laboral.

Eso que no nos hace felices

Según estudios realizados, uno de los entornos que generan más depresiones es el laboral y uno de los factores que desencadenan este nivel de estrés y de desánimo son las presiones de trabajo.

Tensión en el trabajo

Tensión en el trabajo

¿Estás en un lugar donde la tensión y la desconfianzas son comunes?

Detecta estos síntomas y confirma si sufres de depresión laboral

  • Tienes problemas para concentrarte.
  • Sientes mucha apatía al llegar a tu oficina y durante la jornada.
  • Se te olvidan las cosas muy frecuentemente.
  • Cometes muchos errores en las cosas que haces.
  • No tienes apetito y prefieres pasar el horario de almuerzo durmiendo.
  • Sientes tristeza durante más de dos semanas.
  • Te conviertes en una persona negativa.
  • Siempre te sientes cansado y con mucho sueño.
  • No disfrutas lo que haces.
  • Todo lo dejas para después.
  • Nada te motiva a asistir a tu trabajo.
  • No interactúas mucho con tus compañeros de trabajo.
  • Se te dificulta tomar decisiones.
  • Piensas en la posibilidad de cambiar de trabajo.
¿Sientes falta de concentración?

¿Sientes falta de concentración?

Por lo general, este tipo de trastornos laborales suceden por la falta de comprensión por parte de tus jefes o compañeros de trabajo. Para ello es importante siempre llegar a acuerdos y hacer un ambiente de trabajo más flexible sin dejar a un lado las responsabilidades.

Depresión laboral

Depresión laboral

Según Edilberto Peña de León, director de investigación del Instituto de Neurociencias, Investigación y Desarrollo Emocional (INCIDE), este problema debería considerarse como cualquier otro problema de salud y reconocerse los días de incapacidad o permiso para superar este tipo de trastorno mental.

LEER MÁS SOBRE: CONSEJOS CLAVE PARA UNA AGENDA DE TRABAJO EXITOSA