Empieza desde cero: ¡valdrá la pena!

Disfruta, incluso, las malas experiencias, aprovéchalas y sácales el mayor provecho.