Estoy lista para reinventarme, pase lo que pase

Recién cumplidos los 50 años, cansada de la rutina del trabajo profesional, con dos hijos, me replanteo hacer cosas nuevas que me inspiren a seguir sintiéndome productiva y me permitan descubrir mis talentos.