Ante los problemas, ¡þetta reddast!, exclaman los islandeses

Como país y como equipo han superado muchos obstáculos y tal vez sea por su filosofía de vida. Aquí te contamos de qué se trata.