Glamour, elegancia y belleza,  son algunos de los adjetivos que definen a Charlotte Casiraghi, uno de los mejores estilos dentro de la Casa Real de Mónaco.

Ha sido la cara de la firma  italiana Gucci, participando en varias campañas y  colaborando con Frida Giannini en su  «equestrian collection» a partir de la conexión que tiene con ésta actividad.

Su amor por la equitación y los caballos inició desde pequeña y hasta la fecha sigue practicándolo como un estilo de vida que la mantiene en forma.

No te pierdas el artículo de nuestra edición de febrero «Corazones Rebeldes de Mónaco» y descubre más sobre ella.

 

 

 

Comparte tu opinión