Una de las cosas a la que tanto le tememos es a la aparición de las verrugas que, a pesar de no tener una repercusión de salud, desmejoran la apariencia física en la piel. Por lo tanto, en este post te indicaremos cómo eliminar las verrugas de forma natural

Primero que nada, las verrugas son lesiones que, en su mayoría, suelen ser inofensivas, sin ningún tipo de síntoma en específico, pero que ocasiona malestar en la apariencia de la piel.

Verrugas en la piel

Verrugas en la piel

Remedios naturales para quitar las verrugas:

  • Celidonia: planta antiviral que frena la proliferación celular. La explicación científica se basa en el látex fresco, cuyos componentes favorecen y ayudan a la desaparición de las verrugas.

Evítalas en zonas delicadas y piel sensible.

Celidonia

Celidonia

  • Higo: es una fruta que además de ser deliciosa tiene la funcionalidad de eliminar las verrugas. Aplica en el entorno de la verruga un poco de vaselina, frota la fruta por encima de la verruga y repite el procedimiento tres veces por semana.
Higo

Higo

  • Cebolla: con este vegetal podrás eliminar las indeseables verrugas de forma segura y práctica. Aplica el juguito de la cebolla encima de la verruga y déjalo secar.

Es recomendable que lo hagas durante las noches hasta la mañana siguiente que procedas a lavarte la cara con agua limpia. Repite el procedimiento durante varios días y notarás el cambio.

Cebolla

Cebolla

  • Limón: por varias veces al día es recomendable que apliques en zumo del limón encima de la verruga. Trata de hacerlo durante varios días para que las verrugas logren desaparecer.
Limón

Limón

  • Bicarbonato: el bicarbonato de sodio es eficaz para la desaparición de las verrugas. Mezcla un poco de vinagre blanco con el bicarbonato y aplícalo en la verruga. Se consecuente y elimina las verrugas.
Bicarbonato

Bicarbonato

¿Mito o realidad?

¿Será verdad que si te amarras un cabello alrededor de la verruga, ésta se cae?

Al amarrar la verruga con un cabello se corta la circulación sanguínea hacia ella, lo que hace que se vaya secando poco a poco, logrando el desprendimiento del tejido.

Esto puede durar de cuatro a cinco días, depende del tamaño. Lo importante es que la verruga se mantenga siempre bien amarrada hasta lograr su caída de forma natural.

Cuando se caiga, recuerda desinfectar la zona con agua oxigenada y lavar bien la piel para evitar posibles infecciones.

LEER MÁS SOBRE: PIEL A PRUEBA DE RAYOS SOLARES

Esta lista para tener una piel radiante y lisa eliminando esas verrugas que producen mal aspecto en la piel.