¿Cuántas veces has escuchado que la actitud es todo en la vida? Que la vida es 100 x 100 actitud. Sí, esa manera con la que afrontamos cada cosa con las que nos topamos apenas abrimos los ojos al despertarnos.  La gente que suma y multiplica es la que enriquece nuestras vidas, nuestros aprendizajes y nuestro tiempo. Las que influyen en nuestro crecimiento personal y emanan buena vibra.

En primera instancia, de ti debe nacer una actitud positiva y entusiasta para surfear los problemas del día a día. Ahí comienzas a ser una persona que suma para ti misma y, por supuesto, para los demás.

También es importante que seas asertiva, es decir, que puedas expresar de forma respetuosa tus ideas, pero también sepas respetar las opiniones de los otros.

Que le sonrías a la vida, a pesar de lo que estés pasando, una enfermedad, un despido laboral, una ruptura sentimental, etcétera, etcétera. Puede que quien tengamos a nuestro lado esté atravesando un problema de mayores dimensiones.

Ayudar a los demás te lleva a sentirte mejor contigo mismo y ponerle corazón a las cosas que haces o que emprendas significa que trabajes con pasión.

Si todavía quieres multiplicar tu actitud con más buena vibra hacia los demás ofrece tu apoyo incondicional. Busca hacer aportes para mejorar las cosas y buscarles solución. Y cuán importante todavía más es entregarte con sinceridad y transparencia a tus relaciones.

10 claves para que seas tú quien sume a la vida de los demás:

1.- Haz sentir especial a quienes tienes a tu lado

2.- Ayuda a encontrar soluciones, no sumes preocupaciones.

3.- Amplía tu perspectiva de las cosas y desafía los estereotipos; ten tu mente abierta y respeta el estilo de cada quien

4.- Sorpréndelo con algún detalle

5.- Dale tu apoyo cada vez que lo necesite

6.- Transmíteles confianza cuando su mundo esté a punto de derrumbarse

7.- Alimenta sus sueños e ilusiones

8.- Diles que lo aceptas como es

9.- Enriquece su mundo y comparte lo que hayas aprendido

10.- Conéctate emocionalmente desde tu esencia

Si nunca te gustaron las matemáticas,  ahora podrás entender que esta ciencia nos enseña a desarrollar habilidades para resolver problemas y tomar decisiones en la vida. Sumamos y multiplicamos para hacer el bien y sentirnos bien o, por el contrario, restamos y dividimos para convertirnos en gente tóxica o vampiros emocionales.

Así que con la actitud que demuestres atraerás a tu vida a gente que sume, que te aporte detalles bonitos, aprendizajes, bienestar, que influya positivamente en tu vida, que te haga crecer como persona, que te impulse a alcanzar tus metas y, sobre todo, que valore la vida.

 

Comparte tu opinión