Netlog

Por: Arhe Molina

Ilustración de portada: Sabrina Arnault

 

¡Hola! Mi nombre es Arhe Molina y soy curvy blogger desde hace más de tres años. Amo la moda y ponerme todo aquello que me dicen que no debo… Porque “no me queda”, porque “de la moda lo que te acomoda” y demás tonterías que por mucho tiempo me creí, pero que ahora ya no tienen la menor importancia.

Instagram: @yocurvilinea

En mi blog, Yo curvilínea, siempre hablo de la ACTITUD, de la seguridad en una misma y del amor propio, pero ¿cómo se llega a ese punto?

Creo que todo empieza justo cuando te encuentras en tu punto más bajo: Perdiste a ese gran amor, tienes un problema de salud importante, tu trabajo es más algo que haces por obligación que por gusto o, simplemente, tu vida no es lo que quieres…

¿Qué puedes hacer cuando llegas a esto? Hay de dos: O te hundes en la depresión y te quedas en ese espacio oscuro que tú misma te has creado… O decides tomar fuerza y volver a empezar, esta vez de la manera correcta para ti… Amándote como debiste hacerlo desde el día uno en que tuviste conciencia de tu vida en este planeta.

En mi caso, este cambio se dio debido a varios factores, pero si hay uno que me ha ayudado en cuerpo, mente y alma es una actividad maravillosa llamada POLE FITNESS.

¿Quién iba a pensar que trepar mis 80 kilitos de humanidad en un tubo me iban a hacer tan feliz? ¿Quién iba a decir que yo podría estar con lo mínimo de ropa en una habitación rodeada de gente sin importarme un carajo? En otros tiempos, eso hubiera sido prácticamente imposible.

✨Adivinen quién regresó a entrenar hoy POLE a @pinkstudiomx ☝Sí, luego de casi un año sin entrenar (como se debe), decidí regresar a mi amado #polefitness 😍 una de las razones por las cuales empecé este blog. Por supuesto, no me salió nada pero así es como fue la primera vez hace ya tres años 🙊 Sin duda, practicar este deporte fue un parteaguas en mi vida pues gracias a él comprendí que no debo odiar mi cuerpo, sino amarlo por ser mi primer hogar y el vehículo para poder hacer cosas que jamás imaginé… Como treparme a un tubo 🙊 Por supuesto, regresar implica todo un reto considerando los 10 kilos de felicidad extra que traigo bien puestos luego de dejar de hacer ejercicio (y ser consentida por mi amado varias veces a la semana con tacos, jajaja). ¡Vamos a darle! A ejercitar las curvas que bien lo necesitan para conservarlas sanas… ¿Quién quiere intentarlo conmigo? 🙌💪💋 #yocurvilinea #arhemolina #curvyblog #curvyfit #poleaholic

A post shared by Arhe Molina (@yocurvilinea) on

Ahora sé que sí puedo. Puedo vestirme como quiera y salir a la calle sintiéndome bella, porque ahora estoy cómoda conmigo misma. Puedo sentirme atractiva aunque tenga varios kilos de más, porque sé que no todos “los caballeros las prefieren rubias” o en los huesitos. Puedo sentirme poderosa por poder hacer un ejercicio que muchos consideran muy difícil para algunas cuantas. Puedo promover el buen uso de las curvas, porque ya no me interesa que la industria diga que la moda llega hasta la talla 32.

Ya no hay pretexto para no hacer todo aquello que has deseado… Porque, como dicen en mis clases de pole, “está prohibido decir no puedo”.

Te invito a seguirme en mis redes sociales para más motivación, tips de moda plus size y amor propio. Me encuentras en todos lados como @yocurvilinea 🙂