El juego previo enciende los motores para tener un momento de lujuria y frenesí, pero ¿y si acaricio donde no le gusta? Descubre las zonas más placenteras.

Zonas del cuerpo más sensibles

Aumenta la adrenalina y la temperatura, poniéndole atención a estas partes:

  • Besitos por la espalda: sin duda, es una de las zonas más sensibles. Acaricia suavemente con la puntita de tus dedos o estimula con besos suaves y llenos de picardía. ¡Prueba esto y será el inicio del descontrol!

 

  • Respiraciones cerca del pecho: respírale cerca de la piel en esta zona y empieza a besarla lentamente, verás cómo tu pareja cierra los ojos y se deja llevar. Por ejemplo, si tu novio tiene vellos en el pecho le encantará que juegues con ellos, así que no está de más frotarlos con tus dedos mientras lo miras a los ojos. ¡El corazón empezará a latir mucho más fuerte!
  • Suave por la cabeza: esto funcionará si ven una película y tienes a tu pareja en tus piernas, disimuladamente empieza a recorrer su cabeza jugando con su cabello. ¡Esta técnica encanta y nunca falla!

 

  • Dedos de las manos: se ha comprobado que las caricias en los dedos suben increíblemente la temperatura. ¿Quieres hacer la prueba? Entonces recorre el contorno de sus dedos y de la palma de la mano. Empezarás a notar enrojecimiento en sus mejillas.

 

  • En las rodillas también se siente: suele ser llamada “la zona de la sorpresa erótica”. Prueba hacer cariñitos por la cara interna de la rodilla, es una zona muy escondida, pero llena de placer.

 

  • Los pies siempre serán un punto débil: no es necesario que seas fetichista para jugar con el erotismo en esa zona del cuerpo. Sin lugar a dudas es una de las partes que más desencadena sensaciones maravillosas. ¿Te atreverías a hacerlo?

 

  • Genitales: es la evidente, pero ya cuando llegamos a este punto, no hay control que pare. Sin embargo, sería interesante que supieras acariciarlos de forma correcta.

Quizás pasaste ya por una experiencia donde alguna pareja no tenía sutileza ¿cierto? Entonces tú debes hacer exactamente lo contrario. Acaricia muy suavemente los genitales, con picardía, esto será el detonante para iniciar una batalla sexual gratificante.

Si quieres aumentar tu líbido, en el siguiente post descubrirás alimentos que te ayudarán en el proceso:

LEER MÁS SOBRE: NO TE IMAGINAS LO QUE ESTOS INGREDIENTES HACEN POR TU LIBIDO

Como dicen: en la guerra y el amor todo se vale y hay caricias que nunca estarán de más.

Comparte tu opinión