Banner-Kena-Horoscopos-2021-Descarga-Revista

La piel de tu bebé merece atención, por eso te contamos 10 curiosidades que seguramente no conocías.

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo. Empieza a formarse a partir del primer trimestre de embarazo y termina su maduración alrededor de la semana 34 de gestación. Tiene diferentes funciones como: protección, síntesis y la comunicación con el medio externo.

En el caso de los más pequeños, tiene requerimientos específicos y tratamientos especializados para su cuidado. Es por eso que te dejo algunas:

1.La piel del bebé es cinco veces más delgada que la del adulto, lo que la hace más delicada.

2.La dermis y epidermis, las dos grandes capas de la piel, en los bebés, a diferencia del adulto, están menos conectadas, lo que provoca mayor fragilidad y que se descame fácilmente.

3.Si somos más específicos, la capa córnea en los bebés es más fina, lo que hace que la piel se vuelva más permeable, por lo que elegir productos suaves, especializados y que no contengan sustancias tóxicas, como parabenos o alcohol, es muy importante a la hora de elegir productos para tu bebé.

4.La genética lo es todo, ya que puedes saber si tu bebé tendrá piel atópica desde antes del nacimiento. Esto es porque cuando uno de los padres o ambos padecen dermatitis atópica, el bebé tiene hasta 80% de probabilidad de heredarla.

5.No todas las pieles de los bebés deben ser tersas y uniformes, ya que al estar expuestos a jabones, detergentes, contaminación y hasta la leche materna por primera vez, su piel puede tener reacciones y esto ser completamente normal.

6.Si te has preguntado por qué los bebés son más claros al nacimiento y conforme crecen, toman un color parecido al de los padres, la razón es porque el número de melanocitos, es decir, las células encargadas de la coloración de la piel es hasta tres veces menor que en el adulto.

7.De acuerdo con el punto anterior, es importante el uso de protector solar varias veces en el día desde el nacimiento, debido a su bajo número de melanocitos. Los bebés son más sensibles a los rayos UV

8.En los primeros seis meses de vida, las glándulas sudoríparas del bebé no funcionan en su totalidad, por lo que no realizan eficientemente la regulación de temperatura.

9.La piel amarilla o ictericia generalmente se manifiesta entre los 2 o 3 días después del nacimiento, causada por el exceso de bilirrubina. Para tratarla, además de acudir con el especialista, es necesario terapia de luz y continuar amamantando.

10.Existe un producto ideal para cada tipo de piel, ya sea normal, seca o atópica.

Acércate a un experto para saber cuál es el tratamiento ideal para tu bebé.

Agradecimientos:

Dr. Emimael Flores-Avilés

Dr. Mustela

@perfectskinmx1 (Facebook/Instagram)

Comparte tu opinión