Después de dar a luz empezamos a vivir una serie de cambios que, en muchas ocasiones, no sabemos tener el control y sin querer, nos vemos afectadas. ¿Has cometido errores durante el post parto? Es normal, no te avergüences.

Es un recorrido muy desafiante y a pesar de no ser primeriza, cada experiencia es totalmente diferente, única y enriquecedora, sin embargo, es normal que cometas errores después de dar a luz.

Hay muchas incógnitas y miedos que suscitan después del mágico momento de dar vida. ¿Cómo hago para…? ¿Qué hago con…? ¿Cómo se usa…?

Liliana Santanella, Médico Obstetra, señala alguno de los errores más comunes del post parto: “cada caso es diferente, pero hay algunos errores que son comunes después de dar a luz. Yo siempre oriento a mis pacientes para esos días después del parto y puedan estar más organizadas.”

Los 3 errores más comunes del post parto

  1. Empacar tu ropa que te quedaba antes del embarazo y llevártela al hospital, con la esperanza que después de dar a luz, mágicamente te quedará. Es una de las falsas creencias que la mayoría de las mujeres tenemos. Es preferible que te lleves ropa más anchita, aún estarás hinchada y rellenita. ¡poco a poco!
  2. No pedir ayuda y pensar que puedes sola, y es que siempre nos creemos las mujeres súper poderosas (y aunque a veces lo somos) no está de más recibir ayuda en estos días tan llenos de actividades dentro del hogar. Acepta ayuda de tu pareja, mamá, papá y suegros… es mejor que estés livianita y descansada pero con todo en orden.
  3. Hacer abdominales muy pronto y no tomar en cuenta un “reposo necesario” para evitar problemas de salud. Es importante que converses con tu médico y te señale cuándo es conveniente empezar hacer abdominales y ejercicios de fuerza: “estos ejercicios tan cerca del paro, podrían producir una lesión en el suelo pélvico y abdomen” señaló la especialista.

Es mejor que vivas cada proceso de la maternidad de la forma más natural y sana posible. ¡Cuida tu salud y disfruta de estos momentos!

 

LEER MÁS SOBRE: PREPÁRATE PARA EL PARTO CON EL TAI CHI

Comparte tu opinión