Netlog

Mascotas, eventos importantes y partes del cuerpo son solo algunas de las posesiones más alocadas que pueden ser aseguradas.

 

La Encuesta Global de Gestión de Riesgos de Aon, firma mundial en servicios profesionales, evalúa las adaptaciones a las que han tenido que enfrentarse, tras las nuevas tecnologías, ante riesgos que han nacido con el paso del tiempo. Una última encuesta muestra lo cambiante que puede resultar esta industria.

Hay muchas “cosas” que no hubieses imaginado estarían entre la lista de las aseguradas. Te contamos sobre algunas fuera de lo común:

Mascotas, partes del cuerpo, eventos sociales y deportivos están entre los más llamativos.

Mascotas: En México y el mundo ha sido un requerimiento que va en aumento entre una parte de la población. La cobertura suele estar asociada con enfermedades o sacrificio forzoso, así como ataques por parte del animal; gastos de hospitalización y seguro por ser “celebridad” o haber participado en alguna película.

Partes del cuerpo: Muchas figuras públicas se han encargado de “atesorar” ese rasgo peculiar que los caracteriza; por ejemplo, el cantante y compositor estadounidense Bruce Springsteen aseguró su voz por £ 3.5 millones.

Eventos sociales: Más de una cosa podría salir mal en una boda o reunión social. Por esto, familias y empresarios se encargan de cuidar este detalle. La compañía en cuestión estaría a cargo de brindar asesoría en caso de incumplimiento por parte de los proveedores, seguro de regalo, joyas, entre otros.

Eventos deportivos: Estas actividades generan grandes ingresos y mueven a multitudes, entre asistentes y patrocinantes se recogen sumas muy altas de dinero. Por esto, los organizadores se cuidan las espaldas contratando seguros en contra de una cancelación imprevista.

Otro “ítem” muy peculiar es el de “marido sustituto”, en el que la empresa te proporciona este servicio. El personal te apoya en quehaceres del hogar que tu pareja no pueda solventar. Puedes solicitar servicio de plomería, electricidad y fuga de gas, entre otros.

 

No se les escapa nada, ¿cierto? ¿Ustedes, por cuál seguro optarían?

Nosotras nos quedamos con el.. ¡marido sustituto!