Por Mariana Mijares
Fotos: Mariana Mijares y Cortesía Park City Chamber/Bureau// Deer Valley Resort// Montage Deer Valley/ Vail Resorts

Con más de 7 mil acres de terreno para esquiar o hacer snowboard; restaurantes de diferentes especialidades e ingredientes locales, actividades alternativas al esquí y una historia minera auténtica, Park City tiene algo para todos.

El destino se distingue además por su legado olímpico, pues fue sede de los últimos juegos de invierno en Estados Unidos (en 2002). Hoy en día las instalaciones de las Olimpiadas pueden seguirse disfrutando: Utah Olympic Park, Olympic Ice Oval, Deer Valley Resort, Park City Mountain y Soldier Hollow.

Aquí, 5 razones para visitar Park City esta temporada

  • Por sus resorts de Esquí

A diferencia de otros destinos, Park City se distingue por una gran variedad de áreas para esquiar que se encuentran muy cerca, siendo las principales Deer Valley y Park City Mountain.

Esta temporada, en ambos resorts se están tomando todas las medidas de seguridad; entre ellas, el uso obligatorio de cubrebocas, el sistema de reserva para poder acceder a los restaurantes, y capacidad limitada en las montañas.

Para esquiar como toda una profesional te recomendamos reservar lecciones y rentar tu equipo en Black Tie Ski Rentals, el servicio de entrega de alquiler de esquís y tablas de snowboard más grande de América del Norte; ofrecen entrega gratuita, y prueba de equipo a domicilio o servicio en la pista.

  • Por el dinámico parque interior/exterior: Woodward Park City

En su segundo año de funcionamiento, Woodward Park City se ha vuelto de los lugares favoritos para un día de diversión gracias a que aquí puedes practicar en interior disciplinas como scooter, patineta o parkour mientras que en el exterior hay pista para esquiar y divertidos canales de tubing, los más largos de Utah.

Otro de los diferenciadores es que en Woodward se busca fomentar el crecimiento y la progresión de las habilidades de los asistentes en la variedad de deportes de acción; así que aún si empiezas como principiante, seguramente terminarás con más habilidades de las que creías…

  • Por sus originales Museos

En Park City también hay opciones alternativas a la nieve, para pasar una rato en interiores; por ejemplo, el Centro de Deportes de Invierno Joe Quinney, que alberga el Museo de Esquí Alf Engen, en donde aprenderás cómo y quiénes empezaron esta disciplina en la región, además de la forma en que ha evolucionado la moda en los outfits de esquí.

AlF Engen Ski Museum

Dentro del mismo complejo está el Museo de los Juegos Olímpicos que, a través de una galería de elementos visuales destacados y memorabilia, hace un recuento sobre las Olimpiadas de Invierno de Salt Lake en 2002.

Otro que vale la pena es el Museo de Park City, ubicado en la calle principal: Main Street, en el que se puede aprender sobre la historia minera y cómo este lugar se reinventó como un resort de esquí. Terminado, puedes quedarte a dar un paseo por las tiendas de Main Street, conocer el Egyptian, el icónico teatro donde se proyectan funciones del festival de cine de Sundance o descubrir algún lugar para comer.

  • Por la deliciosa variedad de restaurantes

Como destino internacional, Park City es hogar de una gran variedad de restaurantes de diferentes especialidades; por ejemplo, Hearth and Hill, que ofrece una versión fresca y accesible de la cocina estadounidense y donde te recomendamos probar platillos como Hummus de frijoles blancos y calabaza, Coliflor rebozada con cerveza, el Pavo ahumado o la Trucha, e imperdible de postre un Sticky Toffee Pudding.

Para otro lunch, o cena, date una vuelta por uno de los restaurantes mejor rankeados: Twisted Fern, en donde los menús son una combinación de ingredientes de temporada que provienen de proveedores locales o de producción propia y donde podrás probar ravioles vegetarianos, hamburguesa de lenteja, callos de hacha, ciervo de Utah y más.

Sin duda, una visita a Park City no estaría completa sin conocer High West Saloon, la única destilería gastronómica a pie de pista del mundo y que ha sido votada como el «Mejor restaurante de Park City», además de finalista en los premios Best Après Ski 2020 de Park City. Aquí no te pierdas los originales cocteles con Bourbon, los Shishito Peppers sellados con Maple, las palomitas con Caramelo, nueces y tocino, el Pretzel de la casa, y de postre: Grillswith unas suculentas donas de Krispy Kreme preparadas con caramelo y helado.

Para una cena espectacular, conoce RIME, del Chef Matthew Harris, en The St. Regis Deer Valley, que ofrece un menú de temporada inspirado en mariscos capturados de manera sostenible y que llegan frescos cada mañana además de carnes de origen local. Imperdible el Filete o el New York Strip y por supuesto la torre de mariscos.

  • Para vivir experiencias de altura

Park City tiene actividades perfectas para consentirte y vivir experiencias memorables; por ejemplo, un masaje personalizado en Stein Eriksen Lodge, en el que te ayudarán a descontracturar todos los músculos tras un día de esquí, y más, si lo solicitas con aceite CBD.

Otra experiencia de altura son los Vista Terrace Alpenglobes del hotel Montage, una acogedora opción para una cena privada con vistas impresionantes de Deer Valley. Se reserva a las 3 pm, 5:30 pm, u 8 pm todos los días y el menú está diseñado para vivir una verdadera experiencia alpina.

¿Dónde quedarse?

De precio accesible:

AC Hotel Park City

Combinando un diseño minimalista con el ambiente de un alojamiento de esquí en la montaña,

este hotel que apenas abrió sus puertas en diciembre resulta una gran opción de hospedaje.

El lobby muestra obras de arte locales y permite deleitarte con un desayuno especial con inspiración europea, pues la cadena tiene raíces españolas. Para la cena o para terminar el día, el AC Bar ofrece cócteles como el emblemático AC Gin & Tonic, Hora Feliz y platos para compartir.

Las habitaciones de una o dos camas incluyen WiFi, televisores de 55 pulgadas, portaesquís, minifrigobar y cajas de seguridad; además, las suites cuentan con sofá.

Otra de las ventajas del AC es su ubicación, pues está muy cerca de los Outlets y a pocos minutos de los resorts de esquí.

https://www.espanol.marriott.com/hotels/travel/slcac-ac-hotel-park-city/

Experiencia top:

Stein Eriksen Lodge

Gracias a una privilegiada ubicación a pie de pista en Deer Valley, a un servicio personalizado, cocina de altura e instalaciones que te harán sentir en un hermoso resort de Europa, sin duda Stein es uno de los mejores hoteles del destino.

Experimenta las bondades de su servicio de concierge de esquí, que además de ayudarte a reservar lifts te asignarán un locker especial para tu equipo (con secador de botas incluido); y si decides esquiar en Park City Mountain, puedes emplear la app para el servicio de shuttle, que te trasladará en automóviles Lincoln de lujo.

https://www.steinlodge.com/

¿Cómo llegar a Park City?

Después de volar a Salt Lake City, y a diferencia de otros destinos que requieren de trasladarte varias horas en auto, para llegar a Park City sólo es necesario tomar un taxi o shuttle (como Snow Country Limousines) que te llevará a este increíble lugar en menos de 40 minutos.

Snow Country es el principal servicio de transporte en Utah y es operado por locales de Park City que brindan transporte confiable y gran servicio al cliente.

Comparte tu opinión