En la última década, el cine nos ha presentado historias mucho más reales, con problemas tangibles y la mayoría de ellas, con el objetivo de sensibilizar a la audiencia acerca de estos problemas.

La Asociación Civil Luz de Vida nos comparte una lista de siete increíbles películas que, de forma digna y sensible, cuentan historias reales por simplemente representar qué pasa al enfrentar un diagnóstico de cáncer, sin importar la edad, la condición social o la época.

1.Decoding Annie Parker (2013). Es la historia de Annie Parker y la Dra. King. La primera, entendiendo que el cáncer es hereditario, y la segunda, para descubrir cómo la mutación del gen BRCA1 revoluciona el tratamiento de ciertos tipos de cáncer de mama.

2. Un monstruo viene a verme (A monster calls, 2016). Es la historia de Connor que, a los 13 años debe enfrentar el cáncer de su mamá, su soledad y el bulliyng que sufre en la escuela. Para ello, un monstruo lo visita para darle grandes lecciones.

3. Camino (2008). Inspirada en la vida de Alexia González Barros, quien tiene un tumor maligno y se enfrenta a la muerte y a su primer amor, con una madre altamente religiosa que está convencida de que su hija es santa.

 

4. Antes de partir (The Bucket List, 2008). ¿Qué pasaría si tuvieras una lista de pendientes para hacer antes de morir? Y ¿si sólo te dedicaste a amasar una gran fortuna y olvidaste lo otro de tu vida? Morgan Freeman y Jack Nicholson protagonizan esta comedia con tintes dramáticos.

5. La decisión más difícil (My sister’s keeper, 2009). Una historia donde la protagonista demanda a sus padres para recuperar el derecho sobre su cuerpo e impedir seguir donando órganos para su hermana enferma de cáncer.

6. Biutiful (2010). Desarrollada en Barcelona, Uxbal se entera de que padece cáncer y busca encontrarle un sentido diferente a su vida.

7. Un pedacito de cielo (A little bit of heaven, 2011). Marley se entera de que tiene cáncer y aunque, en un principio, la pasa bastante mal, sus amigos y el amor la hacen comprender que temer a la muerte realmente no tiene sentido.

 

 

Comparte tu opinión