El concepto de belleza ha variado mucho con el paso de los años; y es que las costumbres en relación al uso de cosméticos se han convertido en un plus tanto en mujeres como en hombres.

La era del maquillaje: belleza incluyente

Por ejemplo, en México se han ampliado los estándares de belleza. Esto sin duda, abre el espacio para incluir a hombres y a la comunidad LGBTTTIQ, así como personas que sufren alguna enfermedad degenerativa o con capacidades diferentes adoptando así el concepto de Belleza Incluyente, como un concepto de aceptación entre la sociedad.

“Gracias a esta visión, hoy podemos ver grandes exponentes como SailorFag y Ophelia Pastrana, influencers que impulsan desde su actuar la aceptación y pluralidad. La industria mexicana de belleza apoya este concepto y cerca del 50 por ciento de las marcas que forman parte de Belleza y Bienestar de la Cámara Nacional de la Industria de Productos Cosméticos (CANIPEC), han destinado un porcentaje considerable de sus productos a este nicho, el cual seguirá creciendo en los próximos años”, comenta Rosa María Sánchez Maldonado, líder del programa.

La finalidad de maquillaje: seguridad y confianza

En la actualidad, la idea es impulsar la autoestima la auto aceptación y el autocuidado como fuente central para impulsar el bienestar general que sin duda contribuyen a la belleza, lo más importante es que cada persona se sienta bien consigo misma.

“El mercado se ha ampliado considerando a los cosméticos, no sólo como un producto más sino como una herramienta de la que podemos disponer para cuidarnos, prevenir afectaciones a la salud y sentirnos con más confianza en una sociedad que cambia constantemente”, señala Sánchez.

Es interesante el trabajo que está realizando la cosmética en México, atendiendo a la sociedad y fortaleciendo sus conceptos de auto aceptación, salud y bienestar. #CUIDATUBELLEZA

Información sugerida por Sobre Belleza y Bienestar.

LEER MÁS SOBRE:ERRORES DE MAQUILLAJE: ¿SEGURA QUE NO LOS COMETES?

Comparte tu opinión