Para mí, como practicante del veganismo, se ha vuelo muy importante el NO promover la industria animal en ningún sentido, no sólo dentro de mi alimentación, lo he extendido a todas las áreas de mi vida.

Para lograr excluir todo aquello que conlleve maltrato animal o abuso medioambiental me aseguro de ser cuidadosa en lo que consumo y me pongo muy feliz cuando algún producto vegano resulta ser “Hecho en México”.

Ciertamente es difícil encontrar mercancía que respete esta forma de vida, satisfagan mis necesidades y sean accesibles a mi bolsillo. Muchas amigas no veganas y veganas me preguntaban sobre opciones de belleza y cuidado personal y me di a la tarea de buscar productos para reseñárselos. Para mi sorpresa encontré varias  marcas mexicanas y hoy les hablaré de dos: Teia Cosmetics® y Fonté Lab®.

El descubrimiento de Teia Cosmetics®

De esta marca me llamó mucho la atención lo limpia que se veía su imagen y decidí hacer contacto por Instagram.

Carla Mejía, Co-Founder de la empresa, me contó que Teia Cosmetics® había nacido por su necesidad individual de utilizar maquillajes libres de químicos, en sintonía con el cuidado del cuerpo y en armonía con el medio ambiente. Empezaron fabricándolos para su uso personal, después se percataron de que su necesidad era la de muchas y vieron entonces la oportunidad en el mercado vegano y zero waste

Cuando abrí el paquete que me enviaron, su visión se hizo evidente, «somos creyentes de que la modernidad y el cuidado de la piel no tiene por qué causar daños al medio ambiente”. Estaban los productos envueltos en papel revolución y despedían un aroma muy agradable, entre floral y cacao. Me dio la sensación de que descubría algo especial y enseguida vi los envases de aluminio, todo me pareció congruente y muy ad hoc. De inmediato destapé las latitas de rubor de betabel y la de sombra a base de cacao, las olfateé y sentí que había naturaleza ahí, algo vivo que distaba mucho de ser un maquillaje ordinario. Al día de hoy llevo dos semanas usándolos junto con el Polvo Mitificante, y para ser alguien que no se maquilla mas que las pestañas, cuando usé estos productos me di cuenta que sus cualidades de lo natural y orgánico, es tal, que me hacen sentir muy cómoda y bonita.

El rostro se percibe nutrido, hidratado, no tapa los poros y no necesitas de gran cantidad para lograr el efecto que buscas. De hecho Carla me comentó que la duración de, por ejemplo, un Suero Facial -el cuál también se recomienda como básico de esta temporada de invierno-, puede ser de hasta 5 meses usándolo diario.

Teia Cosmetics® no hace pruebas en animales, los ingredientes son naturales y veganos en su mayoría, los que no lo son, lo aclara en la etiqueta del producto y en la descripción del mismo en su página web. Además, promueven la materia prima mexicana y el consumo consciente. Puedes encontrar su tienda en línea y sus planes programas especiales para distribuidores y puntos de venta en www.teiacosmeticos.com. Seguro también armarás tu lista de regalos navideños.

Afortunado encuentro con Fonté Lab®

A Fonté Lab los encontré en la búsqueda de opciones de shampoo vegano y zero waste. Es realmente difícil encontrar un producto de esta naturaleza que no sacrifique  la calidad y los beneficios para lograr la cualidad de vegano, porque no es necesario hacerlo. Diego Rodríguez, su Director General, me comentó que la empresa tuvo su génesis en San Luis Potosí, como un proyecto universitario que fue creciendo y se afianzó en mercados de pequeños nichos, como los de alternativas de consumo consiente. Para él, el uso de productos animales en la línea del cuidado personal no es necesario porque “hay muchísimas otras alternativas de origen vegetal que funcionan mejor y pudieran ser más baratas”.

Personalmente he comprobado la calidad del shampoo Moon Stone y el acondicionador en barra. La primera vez que lavé mi cabello con estos productos, no sabía qué esperar. Anteriormente había probado shampoos en barra y había quedado muy decepcionada, sin embargo, la marca de Fonté Lab tumbó mis prejuicios formados en el pasado y el resultado fue, además de satisfactorio, muy notorio. Desde el primer día sentí el cabello muy manejable y olía riquísimo, a la mandarina del Moon Stone.

Para el quinto día mi larga cabellera lucía tan sedosa, brillante y suave que una amiga vegana me preguntó que qué estaba usando e hizo la compra de inmediato. En el mismo kit de prueba me enviaron un Tratamiento Facial con ácido hialurónico vegetal -que es además antiarrugas e hidratante celular-, estoy muy feliz. Usualmente en esta temporada siento la piel y tengo el rostro muy reseco, ahora no, está visiblemente más suave y con un efecto afirmante después de aplicarla, se nota diferente, más iluminada y tersa. Diego explica que esto se debe a que “los ingredientes cosméticos de origen vegetal, para los productos que hacemos, afortunadamente aportan muchas más cualidades y no son siquiera comparables las alternativas de origen animal, por eso los escogemos: por su desempeño».

Fonté Lab® es basado en plantas, cruelty free y zero waste. Tiene promociones de descuento en su tienda en línea www.fontelab.com y si deseas vender el producto, ¡hay oportunidades! Aprovecha sus ofertas, consume vegano y contribuye con ellos al movimiento de #FuckPlastic.

Recuerda, la belleza vegana no es sólo para los veganos, estas empresas mexicanas están comprometidas en contrarrestar la crisis ambiental, ¡ayúdalas e inclúyete!

#GoVegan #VeganBeauty

Comparte tu opinión