Cuando cohíbes a tus peques de algún juego “sano” solo por el hecho que te molesta la bulla o el desorden, estás siendo un obstáculo, sin querer, en el desarrollo de tu hijo. ¿Sabías eso?

Déjalos que jueguen y colabora con su crecimiento

Los juegos forman parte del desarrollo físico y mental de un niño, a través de ellos pueden alcanzar los niveles necesarios de madurez y cuán sociables pueden ser con el paso de los años. Así lo señala Ernesto Brito, terapeuta infantil.

Ellos corren, brincan, gritan y sí, pueden llegar a estresar con tanto alboroto pero ¿vale la pena cohibirlos a algo que es importante para ellos? Sacarlos a un parque para que drenen, resulta una opción que puede aliviarte a ti de tanta bulla y estrés.

Todo lo que los juegos hacen por la salud de tu hijo:

Para que sepas detalladamente los benéficos que tienen los juegos sobre la salud y el desarrollo de los más consentidos de la casa, te explicaremos lo siguiente…

A través de los juegos los niños:

  • Se comunican y se expresan: es la mejor manera que el niño tiene de comunicar, sin saberlo, lo feliz y seguro de sí mismo que es.

Por ejemplo: si un niño juega pelota y busca el balón sin miedo, lo patea fuerte y seguro, refleja automáticamente que está convencido de lo que hace y que lo está haciendo bien. Si lo regañas, para la próxima dudará en patear y aquí empiezan los problemas.

  • Aprendizaje 100% seguro: además de la diversión que representa para ellos, los juegos tienen un mensaje sutil: Aprenden a desarrollar destrezas sociales, vinculándose emocionalmente con otros. En este momento el niño empieza a colaborar, organizar y a tomar criterio propio de las cosas ¡que de adulto bastante que cuesta!
  • Creatividad en proceso: la libertad de jugar les ofrece desarrollar ideas, estrategias o mecanismos de creatividad que en ocasiones, suelen ser sorprendentes y cuando esto sucede, ya tu hijo tiene la capacidad de resolver problemas o retos que se les presenten dentro de su entorno.
  • Salud garantizada: no críes a tu hijo amando el sedentarismo. Estimúlalo a siempre andar activo y a mantener su mente ocupada en actividades que mejoren sus condiciones físicas y mentales.

En este punto puedes darle cabida a los juegos digitales, ellos tienen un sinfín de ventajas a nivel psicológico siempre y cuando se use moderadamente y bajo tu supervisión.

Ni pienses en regañarlo porque grita o corre. Estarás limitando a tu hijo de vivir seguro de sí mismo por el resto de su vida.

LEER MÁS SOBRE:  7 CLAVES PARA CORREGIR A LOS NIÑOS DESOBEDIENTES

Comparte tu opinión