El tapaíto Benito Santos pintó la pasarela de MBFWMx con colores vibrantes, texturas y volúmenes de ambiente selvático y sensación cálida. La inspiración quedó plasmada en una paleta de rojos, amarillos y azules que emanaban el eje principal de la historia, la guacamaya roja. El viaje a la riqueza natural de Chiapas y de la Selva Lacandona creó un magnifico marco para la entrega de primavera- verano del diseñador.

Comparte tu opinión