Pedir comida a domicilio es una tendencia, pero es cierto que en pandemia cocinamos más; aprender se ha vuelto casi una terapia y por ello te compartimos esta receta exclusiva de chile relleno muy especial que te va a encantar.

Cocina de la mano de un experto

Se trata del «Chile relleno con huitlacoche y chapulines» del chef Eduardo Landa, quien es parte de Mexican Food Experiencias, proyecto hermano de Mexican Food Tours que por la pandemia está suspendido y que fue creado por las emprendedoras Connie Estefan y Lety Hinojosa.

emprendedoras

En un video personalizado en vivo, en español o inglés, el chef Lalo te guiará en la elaboración del platillo, ya sea de forma individual o que te unas a un grupo, “y no importa cuánto tiempo nos tardemos, es a tu ritmo”, dice Lety.

No te pierdas: cómo sacar fotos «suculentas».

CHILE RELLENO CON CHAPULINES

Chef Eduardo Landa, Mexican Food Experiences

Ingredientes:

Recado

2 chiles poblanos

6 jitomates

2 cebollas

1 chile seco (el chef recomienda chile cascabel)

1 diente de ajo

1 ramo de perejil

1 caldo de pollo

sal y pimienta

Relleno

500 gr huitlacoche

250 gr queso manchego o Oaxaca

1 ramo de perejil

1 cebolla

pasas

1 puño de chapulines pequeños

1 puño de pasas

Mini

Utensilios:

Una tabla para cortar o dos pequeñas

Mini Tuppers o platitos

Licuadora

Sartén

Dos ollas medianas

Comal

Palillos

Método:

Primero, tuesta los chiles sobre el comal (hay que estarlos volteando de los cuatro lados), hasta que queden pelados. Mételos en una bolsa Ziploc durante 10 minutos hasta que suden y se les pueda quitar la capa de piel delgada. Déjalos reposar.

Segundo, se pican el perejil con todo y tallo y el diente de ajo, sobre una tabla. Coloca cada uno en un pequeño tupper para que no se revuelvan. De una vez pica el otro ajito y perejiles que usarás después. Coloca cada uno en un pequeño tupper para que no se revuelvan.

Para el recado, coloca los jitomates, las dos cebollas, el perejil y el dientito de ajo finamente picados (este, con todo y tallo) en agua durante 20 minutos o hasta que se “abra” la piel del jitomate. Déjalo enfriar. A medio hervor, añade el chilito cascabel.

Cuando el recado esté listo, mételo en tu licuadora con todo y chile cascabel, añade la mitad de tus tuppers con ajo y perejil, el caldo de pollo o Knor suiza, un puñito de sal y pimienta al gusto. Añade una taza de agua. Bate en modo alto hasta que quede como un caldo de jitomate.

En el sartén, ya sea con aceite natural o de olivo, Pam o mantequilla (es a tu gusto), sofríe el huitlacoche con el otro diente de ajo y el perejil que están en tu mini tupper, hasta que sientas el aroma del ajo. Ponle un poquito de sal o pimienta negra (si es rosa, debe ser muy poquita porque es potente).

Con todo cuidado, haz una incisión en los chiles que ya están fríos, haz el desvenado cuidadosamente: saca la cabecita de semillas y cuida que no se vaya ninguna. Enjuaga.

Sobre tu tabla coloca los chapulines y corta las patitas y antenas con un pequeño cuchillo (a menos que te gusten así). El chef Landa recomienda moler las patitas en un molcajete para hacer “sal de chapulín” que es deliciosa.

Rellena los dos chile con el queso de tu preferencia, luego el huitlacoche y algunos chapulines. Cierra con los palillos. Ahora regresa los chiles al sartén del huitlacoche para aprovechar el sabor que dejó, con el aceite que previamente usaste y deja que se tueste hasta derretir el queso del interior.

En otro sartén u olla pequeña calienta el recado por 10 minutos.

Para el emplatado: sugerimos un plato hondo mediano, con la concavidad sutil (no un bowl). Coloca tu chile relleno en medio y báñalo con el recado caliente. Sobre él, adorna con chapulines.

¡Sirve y disfruta!

IG: @mexicanfoodexperiences

Comparte tu opinión