La Navidad es una festividad llena de colores, tradiciones y villancicos, representada en muchos países por un árbol natural o artificial, el cual suele estar lleno de luces, flores, lazos y demás adornos típicos de la fecha.

Decorar el árbol
Decorar el árbol es sinónimo de unión, familia y hermandad

Clásico 

Elegir lo que requieres para decorar el árbol de Navidad no siempre es una tarea fácil, muchas veces la tendencia marca el look que el arbolito lucirá. 

Todo parece indicar que este año el estilo clásico y chic vuelve a estar en boga, al igual que los elementos naturales como las piñas de pino, las ramitas secas y el follaje. 

El rojo y blanco siempre se apoderan de las vitrinas navideñas, acompañados de tonos más neutros como el caoba y el vino. Estos dos últimos aportan mayor estilo y seriedad a la decoración. 

Para que le des un aspecto más brillante al decorar el árbol, nada mejor que incluir luces Led. Este tipo de focos son más frescos y proyectan mejor la luz desde el interior del árbol.

Decorar el árbol
Si algo está en tendencia pero no te vibra, busca otra opción

Diseño metalizado 

Decorar el árbol con tonos metalizados también está permitido este año, muchas serán las tiendas navideñas que verás con adornos en colores metal, los cuales ya no se reducen solamente al típico plateado y dorado.

Actualmente son muchos los colores que lucen un tono similar al de un metal pulido. Encontrarás esferas o bambalinas azules, rosadas, moradas, verdes y hasta amarillas, todas con un tono metalizado, estas pueden ser opacas o brillantes. 

Si mezclas ambos estilos de esferas o bambalinas lograrás un estilo más llamativo en tu árbol de Navidad. Al momento de escoger las luces, inclínate por unas de focos blancos o dorados, estas lucen mejor cuando se combinan con un color metalizado. 

Altura 

Atrás quedó la costumbre de colocar en el tope del árbol una estrella o ángel. La tendencia para decorar el árbol apunta a un diseño más minimalista y chic, en el cual se cierra la decoración colocando en el tope un conjunto de elementos ya presentes en el interior del árbol. 

Puedes hacer uso de espigas, plumas, esferas, bambalinas y hasta flores. Lo importante es agrupar de forma armoniosa estos elementos que hayas decidido resaltar.

Para que no se suelten los adornos, une con un poco de alambre y floratape verde antes de ubicarlo en el tope del árbol. 

Incluir musgo, ramas de pino, piñas y ramitas secas a tu árbol artificial le aportará un estilo más natural, además de brindarle un rico aroma a tu hogar. Puedes colocar estos elementos en el interior del pino y jugar con la composición de los adornos y accesorios, o armar un pie de árbol natural en el que no solo se vean las esferas o bambalinas, sino en el que también se disfrute de las plantas típicas de la Navidad. 

Decorar el árbol
La deco del árbol transmitirá los sentimientos de quienes habitan en el hogar

Medidas de seguridad

Queremos compartirles esta valiosa información que generó la American Academy of Pediatrics para que los tomen en cuenta en esta temporada:

• Cuando compre un árbol natural, cerciórese de que sea fresco. Las ramas y hojas (agujas) deben estar firmes y no caerse con facilidad, ni romperse cuando las dobla. Cuando sacuda un árbol contra el piso, solo algunas hojas o agujas de pino se deben caer. Corte algunas pulgadas de la parte de abajo del tronco antes de colocarlo en el soporte y cerciórese de colocar suficiente agua en el contenedor.

• Si tiene un árbol artificial, cerciórese de que sea “a prueba de fuego” (ininflamable, que no se incendia).

• Cuando esté armando el árbol en la casa, no lo coloque cerca de las chimeneas, radiadores o calentadores portátiles. Coloque el árbol donde no haya tráfico o donde no bloquee entradas (puertas).

• Use solamente materiales resistentes al fuego (no combustibles) para podar el árbol.

• Revise todas las luces del árbol antes de colgarlas, incluso si las acaba de comprar. Cerciórese de que todas las bombillas funcionan y que no hay cables deshilachados, casquillos rotos o conexiones sueltas.

• Tenga cuidado de no usar adornos que puedan contener plomo. Use guirnaldas o carámbanos artificiales de plástico o materiales que no contengan plomo. Las tiras o líneas de luces pueden contener plomo en los casquillos de las bombillas (focos) y en los revestimientos del cable, algunas veces en grandes cantidades. 

• Cerciórese de que las luces estén fuera del alcance de los niños pequeños que se las pueden poner en la boca, y lávese las manos después de manipularlas.

• Antes de instalar luces exteriores, revise las etiquetas para cerciorase de que están certificadas para uso al aire libre. Para colgar las luces, ensártelas con ganchos o grapas aisladas, no con clavos o tachuelas (chinchetas). No hale o tire de las luces para bajarlas. Enchufe las decoraciones del exterior en tomas de tierra con interruptores de seguridad para evitar posibles choques eléctricos.

• Cuando encienda velas, elimine todos los materiales inflamables del área, y coloque las velas donde no puedan ser volcadas (tumbadas). Nunca deje una vela encendida sin ser vigilada. No coloque velas encendidas en las cercanías de un árbol o plantas/pinos de hoja perenne (siempre verde).

• Los hogares con niños pequeños deben tomar precauciones especiales para evitar el uso de decoraciones (adornos) que se pueden romper (frágiles) o que sean afiladas. Mantenga las decoraciones que tienen partes desprendibles fuera del alcance de los niños para evitar que se las pongan en la boca, ingieran o inhalen piezas pequeñas. Evite adornos que parezcan dulces o alimentos que pueden incitar/tentar a un niño pequeño a ponérselos en la boca.

• Use guantes para evitar irritaciones de los ojos y la piel cuando esté colocando/colgando decoraciones con fibras de vidrio (cabellos de ángel). Siga las indicaciones del envase para evitar irritación en los pulmones cuando use rociadores (atomizador) de nieve artificial.

• Deseche el papel de regalo, bolsas, papeles de relleno, cintas y moños del árbol y las cercanías de la chimenea después de que abran los regalos. Estos materiales pueden constituir un peligro de asfixia (ahogo) o atragantamiento para un niño pequeño o pueden causar un incendio cuando están cerca de las llamas.

• Mantenga alejadas de los niños cualquier planta o decoración navideña que pueda ser venenosa, como las bayas de muérdago, cerezos de Jerusalén y acebos.


Síguenos en redes sociales como @KENArevista: