Atrae toda esa buena vibra en tu oficina, ¿cómo? A través del Feng shui. Aplícalo en tu escritorio y ¡verás cómo cambia la energía laboral!

Pasos iniciales para el Feng Shui de escritorio

Para iniciar con el pie derecho el procedimiento de activación de buena energía en tu oficina es fundamental que uses el mejor material, la forma y el color ideal.

  • Madera: es la mejor opción para el Feng shui. Este material suma energía natural a tu entorno, activando vibraciones que benefician el desempeño profesional.
  • Vidrio: a pesar de que puede ser delicado, puedes hacer curas Feng shui  para este material en tu mesa de trabajo. Por ejemplo, puedes lograr una energía mucho más sólida si colocas una plantita como elemento decorativo.
  • Metal: si quieres atraer nitidez, precisión y claridad en tus ideas o proyectos, un escritorio de metal es tu mejor opción.

La forma del escritorio es un elemento clave para la proyección de energías dentro de tu espacio laboral.

Los expertos señalan que un escritorio rectangular “proporciona energía de conexión a la tierra con un elemento de crecimiento y expansión”. Y si es con el frontal descubierto, mucho mejor; tendrás mejor flujo de energías.

Pero si te encanta los escritorios en forma L por su comodidad, el Feng shui no lo descarta. Solo tienes que evaluar su ubicación correcta.

Di «NO» a las mesas redondas, ovaladas o cuadradas, como escritorio de trabajo: te producirán estancamiento profesional.

¿Y el color, cómo afecta? Aunque no lo creas, es uno de los principales generadores de mala o buena energía para los criterios de Feng shui.

Por eso es importante que elijas bien:

  • Negro: es una tonalidad introspectiva que genera la concentración y la mente abierta.
  • Blanco: es buena opción para desarrollar con claridad y disciplinas tus ideas. Sin embargo, resulta «jalador» de energía para algunas personas.
  • Marrón: es uno de los más usados, generadores de seguridad y confort.
  • Gris: resulta muy similar al blanco, siendo ambos el mismo elemento de Feng shui.
  • Verde: promueve la creatividad y revitaliza tus ideas para buenos proyectos.
  • Rojo: aunque es poco común un escritorio rojo, es una opción ideal para activar la buena onda. Sin embargo, no es aconsejable que se utilice a largo plazo.

Ubicación ideal

Otro punto que no debes ignorar es la ubicación. Las menos aconsejables, según las normativas de Feng shui, son las siguientes:

  • Frente a la ventana
  • De espalda a la puerta
  • Lineal a la puerta

Los expertos aconsejan, para la buena movilidad de energía, que lo coloques de tal forma que puedas ver la puerta de entrada sin tener que estar alineada o en frente a ella.

LEER MÁS SOBRE: CAMBIA EL COLOR DE TU OFICINA SEGÚN EL FENG SHUI

Ve más consejos para la oficina en este video: