Es sumamente importante que mientras tu perro duerme tenga un lugar cómodo para poder relajarse y sobre todo descansar. Seguramente has detectado que mientras está dormido toma diferentes posiciones que en ocasiones para nosotros pueden no ser las más cómodas, pero son en las que ellos más descansan y se sienten más seguros.

Cosas que debes saber acerca del sueño de tu perro

¿Cuánto tiempo deben dormir?

Un perro adulto necesita entre 12 y 14 horas de sueño al día, mientras que los cachorros entre 18 y 19 horas al día.

¿Pueden soñar?

En efecto, tu perro puede llegar a soñar, al igual que los humanos cuando entran en una etapa de sueño profundo, su respiración se vuelve más irregular y tienen movimientos oculares rápidos debido a la actividad de las ondas cerebrales. En ocasiones realizan movimientos involuntarios tales como mover las piernas como si estuvieran corriendo, ladrar o gruñir, respirar rápidamente o contener la respiración por periodos cortos.

¿Qué sueñan?

Es probable que los perros sueñen de manera similar a los humanos, repitiendo las actividades cotidianas que conforman su existencia como, paseos, juegos y su actividad favorita: la hora de la comida.

¿Cuáles son sus posiciones para dormir?

De lado: normalmente es cuando se sienten bastante seguros, cómodos y relajados, ya que dejan expuestos los órganos vitales, esta posición deja sus extremidades libres por lo que es más fácil que se muevan durante el sueño y veas espasmos y patadas.

Forma de Bolita: esta posición es muy común, más durante los meses más frescos, se acurrucan de la nariz a la cola, esta posición los ayuda a conservar su calor y se pueden levantar fácilmente.

Pecho tierra con las patas estiradas:  esta posición la hacen mucho los cachorros ya que pueden pararse rápidamente, de estar descansando a ponerse a brincar, es para los perros que no quieren perder ni un momento para estar en acción.

Patas para arriba: una posición favorita para combatir el calor, indica que esta muy cómodo ya que deja vulnerable sus áreas más sensibles y es más difícil ponerse de pie.

Pon atención en el tiempo que invierte tu perro en dormir y la posición que utilice más, esta puede cambiar dependiendo del lugar en donde esté o la compañía, incluso alguna lesión o dolor puede hacer que cambie su posición para dormir. Si llegas a notar esto, debes llevarlo con tu médico veterinario de confianza.

FUENTE: MARS MÉXICO



Comparte tu opinión