Suena muy lindo y hasta inofensivo: «baby botox«, ¿cierto? Aunque los resultados son inmediatos, efectivos y evidentes; teníamos inquietudes al respecto. Y es que siempre hay que investigar con los expertos qué cosa se va inyectar una en su carita por muy baby que sea o suene.

Gabriela del Fueyo Colinas, QFB experta en dermocosmética, facialista y cosmetóloga.
Instagram: @gabidelfueyo

Tania Lara: ¿Qué es el baby botox?

Gabriela del Fueyo: Esta nueva tendencia consiste sencillamente en la inyección de microdosis de botox, mucha menos dosis de la que se usa habitualmente en los tratamientos con toxina botulínica tipo A.

Se aplica con mucha precisión, para conseguir un efecto muy suave y natural en esas zonas conflictivas en las que empiezan a aparecer pequeños surcos en la piel.

T: ¿Cuál es su mayor ventaja?

G: A todas nos gusta vernos bien y probar nuevos tratamientos pero… ¡que NUNCA se nos note! Por eso actualmente la medicina estética se esta dirigiendo hacia retoques y tratamientos mucho más discretos y cada vez a edades más jóvenes, a partir de 21 años tanto hombres como mujeres, que quieren mantener una piel uniforme, libre de arrugas y sobre todo, que su objetivo fundamental es prevenir en un futuro la formación de arrugas en el rostro. El resultado es una tez uniforme que sigue manteniendo su expresión natural.

T: ¿Cómo es el procedimiento, duración y efectos?

G: La aplicación del tratamiento es rápido y se cita de nuevo al paciente al cabo de 10 días por si hiciera falta un retoque.

Los efectos se empiezan a notar entre las 48 a 72 horas y no duran más de 6 meses.

El pico máximo del botox se da desde el día 15 y hasta los 3 meses. A partir de ese momento empieza a disminuir su efecto y a los 5-6 meses ya no existe prácticamente ninguno, por lo que lo más habitual es que a los 4-5 meses haya que repetir el tratamiento.

T:¿Para quién está indicado el baby botox?

G: El baby botox tiene sentido si hay pocas arrugas o no son muy profundas o bien, sólo se busca prevenirlas, especialmente en rostros en los que se ve, incluso siendo muy joven, que la anatomía muscular tiende a contraer fuertemente áreas como el entrecejo o las patas de gallo. El fin último es que, al paralizar esos músculos que forman las arrugas, éstas no lleguen a formarse.

¿Cuándo NO lo recomiendas?

Hay que tener en cuenta también que el baby botox no funciona en arrugas muy marcadas. En primer lugar, porque posiblemente hagan falta más retoques. En dichos casos sería mejor el botox en dosis mayores.

¿Alguna advertencia del tema?

Baby o no, cuando hablamos de medicina estética, siempre debemos de tener en cuenta este lema: MENOS es MÁS. Y por favor, poneros en buenas manos y buscar un profesional que ofrezca todas las garantías. Además informaros que el botox es un medicamento muy seguro que lleva utilizándose más de 15 años y los efectos secundarios que suelen aparecer siempre son debidos a una mala técnica en la aplicación.

Yo siempre digo: ¡No hay que quitar arrugas a la vida sino hay que darle vida a las arrugas y disfrutar!

Lee aquí sobre belleza que repara Corazones Rotos

Comparte tu opinión