¿Eres madre primeriza? Conoce la importancia que tiene la leche materna, las opiniones de los expertos al respecto y afianza ese momento entre tu bebé y tú.

Gustavo Sager, médico pediatra, consultor y docente de la Universidad de La Plata, explicó que «la bajada» de leche se da entre las 48 a 72 horas después del nacimiento de tu bebé.

“Las mujeres que pasaron por una cesárea o inducciones fallidas para un parto natural puede suceder al quinto día del nacimiento”, puntualizó el experto.

Aprende a observar tu cuerpo, ya que según lo reseña el médico, es posible que se creen edemas en la mujer.

LEER TAMBIÉN:TE DECIMOS CÓMO PRODUCIR MÁS LECHE MATERNA

Seguramente no estabas al tanto de que: “la congestión mamaria de la bajada de la leche se combate simplemente poniendo frecuentemente a mamar al niño y colocándose luego una hoja de repollo blanco enfriado en la heladera sobre los pechos, para que se reduzca el edema y se calme el dolor”.

Es aconsejable que, antes de la lactancia, coloques un poco de calor en la zona y te des unos masajes suaves. Esto  te ayudará a sacar un poco de leche antes que el bebé te pida comida nuevamente

Sager les explica a todas las mamás –y en especial a las madres primerizas–, que no  tienen experiencia sobre la maternidad que, durante esos 2 o 3 días desde que el bebé nace, es fundamental la alimentación directa con leche de formula.

LEER TAMBIÉN: ¿QUÉ ANDAMOS TRAMANDO PARA MADRES PRIMERIZAS 4?

 “El bebé nace con azúcar en el hígado en forma de glucógeno para esperar a que su madre tenga la cantidad de leche necesaria”, explicó el médico.

La bajada de leche materna

La bajada de leche materna

Recomendaciones de Sager para una buena lactancia

El parto sin intervenciones tiene sus ventajas y puntualiza lo siguiente:

“Colocar al niño al pecho durante la primera hora de vida en la posición correcta; escucharlo tragar, que eructe fácilmente y regurgite una pequeña cantidad de la leche tomada”

– Darle a tu bebé tomas frecuentes y efectivas, de 10 a 12 tomas aproximadas en 24 horas.

-El buen agarre al pecho garantiza que tu bebé pueda succionar de forma correcta la leche, beneficiándote en la reducción de los dolores en los pezones. Esto significa que tiene que meter toda tu areola en su boquita.

LEER TAMBIEN: SEMANA MUNDIAL DE LA LACTANCIA MATERNA, PILAR DE VIDA

– Si notas que el seno está muy duro y la aureola tensa, debes relajar el tejido antes de amamantar a tu pequeño. Esto ayudará al agarre de la mama de forma correcta.

Disfruta de este momento de conexión que tienes con tu hijo y disfruta el proceso de lactancia de forma correcta.

LEER MÁS SOBRE: MADRES PRIMERIZAS: ERRORES QUE DEBILITAN LOS VÍNCULOS AFECTIVOS