Sin duda, una de las cosas que más desean los hombres todo el tiempo, es tener sexo. Pero, ¿qué pasa cuando ellos dicen “no quiero”?

El 99.9% de los hombres (sin exagerar) casi siempre están pensando en sexo y arman sus mejores diálogos para meterse en nuestra cama. Para ellos no existe un lugar donde no puedan tener “acción”, siempre están de humor para darle rienda suelta a su pasión. Tanto les gusta el sexo, que son capaces de hacerlo hasta con alguien que les caiga mal, pero les atraiga, pueden hasta rogar por la tan anhelada “prueba de amor” y algunos más, les gusta pagar por obtener algunos minutos de placer. Podemos decir que es casi imposible que digan que no, cuando se trata de tener sexo.

¿Cuántas veces no hemos escuchado a algún caballero quejarse de que su mujer le dijo el clásico “me duele la cabeza” para no tener relaciones? Pero, ¿qué sucede cuando vemos el otro lado de la moneda? Aquel donde ellos no desean tener sexo, la mayoría de las mujeres al ver esta situación, llegan a la conclusión de que ya no son atractivas para su pareja, las engañan o esa relación está a punto de terminar.

El que ellos no quieran tener sexo, se convierte en un misterio sin resolver para ellas, incluso llega a ser una situación difícil en la que la autoestima de ellas se ve afectada al ver que sus hombres, aparentemente, no desean tener intimidad con ellas.

Pero tranquilas y mantengan la calma chicas, si están pasando por esta situación, lo más seguro es que no sean ustedes las culpables. Cuando somos nosotras las que decimos no, ellos piensan: “¿qué tiene?, ¿qué le pasa?”, pero cuando él dice no y te rechaza, lo más probable es que ella se pregunte: “¿en qué fallé o qué hice mal?”

Especialistas aseguran que sentirte culpable y compadecerte no solucionará nada, lo mejor es que consideres algunos factores que estén detrás de su bajo apetito sexual y encontrar la manera en que puedas ayudarlo. Aunque lo duden, ellos son más complicados sexual y emocionalmente (pero ellos no lo saben). De hecho, expertos aseguran que el nulo o poco interés que llegan a presentar los hombres, es casi tan común, como los políticos corruptos en nuestro país.

No prenden los motores…

De no creerse chicas, pero muchas veces su negativa al sexo en los hombres, puede estar relacionada con la genética. Algunos factores físicos pueden afectar el deseo sexual. Las hormonas femeninas son una locura, incluyendo la ovulación y la lactancia, pueden impulsar la libido. Para ellos, se resume básicamente a la testosterona. El cuerpo masculino produce hormonas distintas, pero sus niveles no fluctúan tan radicalmente como los de ellas ni tienen tanto efecto en el apetito sexual. Aunque la menopausia está presente en todos, pocos, se dan cuenta de que ellos pasan por una serie de cambios hormonales más graduales, conocida como andropausia.

Este factor puede ser aparentemente la causa de la caída de interés sexual, a ellos les afecta a finales de los 30 y principios de los 40, y cada vez se alarga más el tiempo en poder conseguir una segunda erección. También está la eyaculación precoz, que es más común de lo que se cree, los hombres que se ven afectados por ella, tienden a evitar el sexo.

Darle solución a estas situaciones no es tarea fácil, ya que cualquier hombre con bajo desempeño en la cama, evitará a como dé lugar tener sexo. Acudir con algún especialista, es una forma de empezar a resolver esta problema.

 “Mi superhéroe”

Desde pequeños, los hombres se creen aquellos héroes súper dotados de algún poder, por naturaleza son protectores y desean ser los que resuelvan todo tipo de situaciones difíciles que se presenten. Quieren ser la máxima autoridad y los únicos proveedores de su hogar, aunque su mujer trabaje, ellos deben de sentir que llevan las riendas de su hogar. Es tanto su miedo a fracasar, que puede ser una de las principales barreras sexuales masculinas.

Cuando ellos dicen no al sexo, se debe muchas veces a que el trabajo no va bien. La libido está en función de la autoestima y los hombres la construyen en gran medida a partir de sus logros profesionales. En conclusión, si el trabajo va mal, seguramente el sexo va por el mismo camino.

Otra causa de bajo interés sexual, es el económico, es un enemigo para el sexo, si ellos no se sienten productivos con lo que están realizando, se va automáticamente su libido y adiós sesiones bajo las sábanas. Este tipo de problemas, la mayoría se resuelven con la ayuda de la mujer, en la actualidad muchos hombres agradecen tener una pareja que los ayude a llevar un hogar.

Pero también las mujeres que tienen sobre sus hombros la carga de la oficina, la casa, los hijos, etc, están tan exhaustas para tener sexo, esto puede impedir que él intente seducirte al obtener tantas negativas, lo ideal es encontrar un equilibrio y los momentos adecuados para darle tiempo al sexo. Las mujeres pueden no tener orgasmos pero es más complicada la situación si no tienen sexo en absoluto, ellos en cambio, le dicen totalmente adiós a su vida sexual por temor al fracaso.

¡Enciende la llama!

Si su respuesta es “no” cada vez que lo buscas para tener sexo, es momento de respirar y armarte de mucha paciencia con tu pareja. Esta negativa puede ser reversible y esto dependerá muchas veces de ustedes chicas. Por difícil que parezca, denle un descanso al sexo para que analicen la situación. Piensen claramente qué le está afectado a él para decir no, si tiene problemas en el trabajo, algún problema de salud, está triste, etc.

Por más que quieran, no intenten tener una plática sobre su bajo desempeño sexual, ningún hombre quiere saber que está fallando en la cama, aunque esté consciente de ello. En estos casos ayudan más los hechos que las palabras. Acércate a él con abrazos y caricias leves, muy suaves, la mayoría de los hombres responden al tacto. Es importante que no tomes como algo personal cuando lo intentes y él sigue sin mostrar interés. A menos que sí sea personal (ocasionalmente puede serlo).

También hagan uso de sus atributos físicos, recuerden que los hombres son muy visuales y en esos momentos, ayudará una linda y sexy lencería.

¡Sube el nivel!

Chicas, es hora de elevar la libido de sus hombres, así que intenten nuevos juegos sexuales, llamadas y hasta mensajes inesperados. Muchas veces las relaciones necesitan un giro, un toque de emoción y hasta de peligro para volver a darle click a esa llama que se estaba apagando. A veces es más fácil darle solución a estas situaciones de lo que crees. Sólo echa a volar la imaginación, él lo agradecerá eternamente.

Si las finanzas van bien y está contento, lo que puede pasar es sólo que él está aburrido. Por fortuna existen muchas cosas para que vuelvan a ponerle chispa a sus encuentros sexuales. Fantaseen juntos, llévatelo a un hotel e intente nuevas cosas.

Si de plano ves que las cosas no se están solucionando, las terapias son una opción para rescatar su relación, recuerda que no todo depende de ti, una relación es de dos. No es fácil mantenerte tranquila en estas situaciones, pero si eres inteligente y sobre todo paciente, juntos encontrarán la solución perfecta.

¡Mucha suerte chicas!

Twitter: @angiegama

Angie Garcia Maldonado