La menstruación sigue siendo un tema tabú. A muchas personas les da miedo tocarlo, a otras tantas, vergüenza, pero las niñas están llegando a la menarquia (primera menstruación) sin saber nada. Na-da.

Todavía seguimos colgándole muchos “milagritos” al hecho de ser mujeres y también a cosas que nos han dicho y seguimos perpetuando, por ejemplo: que es algo íntimo, que es algo sucio, que no hay que hablar de ello, que qué oso mancharte, etc., etc. Y eso que no empiezo con ciertos mitos como que cuando una mujer menstrúa se baja la masa de los tamales (o no sabe bien la comida) o que puede ser atacada por tiburones si se mete a nadar “en sus días”.

Todo esto para no mencionar la menstruación… ¡ese proceso biológico por el que pasamos TODAS las mujeres!

Les voy a comentar un ejercicio que hago cuando hablo de este tema en alguna entrega que tenemos con Fundación Femmex (de la que soy parte). 

Pensemos en esto: una mujer saludable menstrúa entre los (aproximadamente) 12 y hasta los 50 años. Esto significa 38 años de la vida menstruando, ¿cierto? Digamos que es una vez al mes… son 12 meses por 38 años… esto da como resultado 456 periodos… ¡456!

¿Te imaginas repelando y escondiendo 456 periodos de tu vida? 

Este secretismo tiene que parar.

NO TE PIERDAS: ¿EN QUÉ TIENES QUE PENSAR ANTES DE COMPRAR UNA COPA MENSTRUAL?

Entonces, ¿cómo se puede hacer para cambiar toda esta situación? ¿Es bueno hablar con las niñas desde muy pequeña? ¿Es cierto que “se convierten en mujeres cuando menstrúan”?

Para poner en la mesa todo esto, platiqué con Palmira Camargo, Vicepresidenta de Comunicación de Essity Latinoamérica. En esta plática exploramos las maneras y edades para acercar a las niñas en este tema biológico y natural. 

Foto de Sora Shimazaki en Pexels


Síguenos en redes sociales como @KENArevista: