¿Quién dijo que para disfrutar de deliciosos platillos tenemos que sacrificar nuestro estilo de vida saludable? Silk nos comparte una receta que nos gustó para llevar de postre a la oficina y, de una vez por todas, alejarnos del supercito de la esquina que nada bueno deja.

Los expertos de la leche de almendra Silk nos recomiendan llevar una dieta balanceada, basada en frutas, legumbres, semillas y frutos secos. Tiene un impacto positivo en tu organismo y se puede lograr preparando recetas sencillas y con mucho sabor, que se pueden hacer todos los días.

Muffins de calabaza

Ingredientes:

  • 1/2 taza de dátil picado sin hueso (remojado en agua media hora y licuado)
  • 1 1/2 taza de harina de arroz integral (o harina de avena)
  • 1 taza de pulpa de almendra* ( o almendra molida)
  • 1/4 de azúcar de coco
  • 2 cucharadas de semillas de hemp
  • 2 cucharaditas de polvo para hornear
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 1/4 de taza de pasitas
  • 1/2 taza de mezcla de nueces
  • 1 taza de leche de hemp ( o de la nuez que quieras)
  • 2 huevos
  • 1/2 taza de calabaza
  • 1/4 cucharadita de extracto de vainilla

*Pulpa de almendra: opcional, pero altamente recomendado para que te salgan más esponjaditos. La pulpa es lo que te va a sobrar de la leche de almendra casera.

Instrucciones:

-Precalienta el horno a 350 F y prepara la charola de muffins

-Mezcla los ingredientes secos en un bowl y los mojados en otro recipiente

-Añade los ingredientes líquidos a los secos y mezcla bien

-Pon en una charola la mezcla y hornea por 30 minutos o más (ve checando con un tenedor la consistencia)

-Déjalos enfriar y ¡listo!

-Puedes meterlos en el refri o los puedes congelar para comerlos después

Comparte tu opinión