Para muchas mujeres, la independencia laboral se ha convertido en la meta número uno de su check list. Y es que cada vez nos adentramos a un mundo 100% digital y nos inclinamos más hacia en lado freelance, a tal punto de llegar a la ambiciosa meta de tener nuestro propio emprendimiento.

Por eso y más, queremos darles algunas ideas de cómo adecuar un espacio de tu casa para que sea la oficina de una futura mujer laboralmente independiente.

Estos son los cuatro consejos que debes tener en cuenta:

1.- La luz: Es muy importante que identifiques qué tipo de iluminación necesitas para desarrollar tus actividades laborales; todo va a depender de lo que quieras y de las funciones que tu trabajo demande. Lo importante es que el lugar que escojas tenga claridad natural para que la puedas aprovechar al máximo.

 

 

2.- El espacio: La idea no es llenarte de mil cosas -que no necesitas- para sentirte cómoda, sino que tengas a la mano lo que realmente utilizarás. En este punto nos referimos a los muebles que vayamos a incluir. Es importante medir cada accesorio para que tengas precisión y logres tener una oficina con todo lo que necesitas.

 

 

3.- La decoración: En este punto queremos aconsejarte que trates de colocar elementos que te den tranquilidad y que te generen estabilidad. Checa los colores y las texturas, si son cuadros que sean pinturas que te generen esta sensación de fluidez y equilibrio.

 

 

4.- La zona de confort: De todos los consejos considero que este es el más importante, porque nos referimos a un espacio para que desarrolles y trabajes tus ideas. Para esto te sugiero que busquen una especie de mesa que te sirva de escritorio o una pizarra. La intención es que puedas trabajar en ese espacio sin nada que te interrumpa, como el teclado o los cuadernos de notas, o todas estas cosas que tengas en tu escritorio.
¡Ahora sí, listas para decorar!

Comparte tu opinión