A veces nos dejamos llevar por la apariencia, ahora sí que por ¡el envase! Un perfume nos identifica o seduce por el olfato, pero la vista también tiene mucho que ver. Por eso, aquí te doy una lista de olores que llaman la atención por el empaque.

10 perfumes que deslumbran por su frasco

Aunque quizá ni lo pensamos, los frascos pueden ser lo más costoso de un perfume, así que entre más se le invierta a desarrollarlo para destacar, es probable que más exclusivo y costoso sea.

Chanel Gabrielle Chanel Essence

El diseño de la botella ¡¡tomó 8 años!! «En su frasco cuadrado con paredes de cristal extremadamente finas, el perfume parece estar suspendido, ingrávido. La etiqueta y el tapón revelan un tono precioso, lamé, entre oro y plata.»

chanel-frasco

K by Dolce & Gabbana

Esta belleza cuenta con un tapón artesanal ¡y baño de oro! «El frasco geométrico tallado está equilibrado en la parte superior por una corona de una maestría compleja. Cada tapón es único, elaborado a mano. La corona se cubre con partículas de oro de 24 quilates y luego se envejece individualmente con una pátina especial. Sobre el frasco, la letra K coronada evoca el símbolo tradicional de la realeza, pero con una sencillez audaz, sorprendentemente contemporánea.»

Es una fragancia masculina que lucirá divina en tu baño (que compartas con él, claro).

FRASCO-K-DOLCE

 

Narciso Rouge

Esta fragancia femenina ganó en los premios de Belleza de Palacio de Hierro como mejor frasco. Lo que sorprende es que es muy minimalista, a mí me recuerda la década de los 70, Naranja Mecánica y la psicodelia. ¡Me encanta!

«Se presenta en el icónico frasco de la colección NARCISO y acapara todas las miradas gracias a un rojo intenso y vivo. El brillante carmín del interior destaca la sencillez y la elegancia de su forma. Con este nuevo color, símbolo universal del amor, la tentación y el deseo, Narciso Rodríguez ensalza la intensidad de la pasión contenida en esta fragancia. Hace estallar la sensualidad femenina. El frasco encierra una belleza radiante.»

frascos-increíbles

Murales, de Tiziana Terenzi

Esta fragancia es exclusiva El Palacio de Hierro y viene de una… ¡cerería! Sí, los creadores de velas se aventuraron a hacer esta fragancia de manera artesanal.  El cuerpo de la botella es de vidrio revestido de cerámica mate en color blanco, de tacto sedoso. La tapa es dorada con chapa de oro de 18 k y en ella se aprecian todas las fases de la luna en su ciclo lunar.  El círculo dorado que envuelve las fases de la luna representa al sol (de hecho, se aprecia al sol justo encima del ícono que representa la luna llena). Esto es la réplica de un error que se tenía en la edad media sobre que el sol daba vueltas alrededor de la tierra y no viceversa. El frasco es casi casi una joya, ya que Tiziana Terenzi creó joyería para diferentes firmas europeas. 

Murales-tiziana

Aura, de LOEWE

Este frasco tiene que venir en su caja. Es pequeñita y delgadita, parece un libro. Es elegante y muy minimalista. El frasco actual es una renovación de los anteriores de la marca, «Se adorna con un brochazo de oro y con un tapón de madera de Sicomoro, que rinde homenaje a la naturaleza, inspiración de los perfumes LOEWE. Está basado en la obra «Cotula coronoifolia», de Karl Blossfeldt. «Esta forma redondeada, que Blossfeldt inmortalizó con sus fotografías en 1932, refleja con detalle la grandiosidad y feminidad de una mujer: la musa del artista.

Dylan Blue Femme de Versace

Tiene un diseño con curvas que evoca la cultura y la mitología griega curvas pues recuerda a una ánfora. El color tanto del frasco como del estuche es azul intenso como el del mar Mediterráneo, mientras que los detalles dorados y la icónica Medusa funcionan como un puente entre el pasado y el presente.

Dylan-blue-femme

 

The Bee Bottle de Guerlain

El mítico Bee Bottle es una artesanía lujosísima. De hecho, esta versión se hizo para festejar aniversarios.  «Es el ícono de la artesanía de lujo para Guerlain. Desde 1853, con este frasco,  Guerlain se vuelve el perfumista OFICIAL de la casa real Francesa para Napoleón III. La abeja es famosa por ser la alquimista de la naturaleza. Es el símbolo de la maison, ya que Guerlain desde hace 191 años es el alquimista de los perfumes. 69 abejas talladas y en ciertos casos pintadas con pintura de oro representan a cada persona de la corte de Napoleón III.»

perfumes-botellas

Soleil de Lalique

El perfume habla de ser un homenaje al sol y a las mujeres de espíritu libre que aman la luz y el frasco lo comunica de manera increíble. Es redondeado, moldeado con los rayos de sol y cuenta con un toque divertido: de su cuello cuelga una exclusiva joya, «inspirada en la modernidad atemporal de unos aretes Lalique de estilo Art Déco de entre 1927/1928, del diseñador René Lalique. Este detalle se convierte en una pulsera divina.

La Vie Est Belle L’Éclat

Esta botella es femenina, chic y en sí misma, es una joya. «La sonrisa de cristal se transforma en un deslumbrante caleidoscopio que multiplica cada rayo de luz para reflejarse hasta el infinito. Su frasco consta de 221 facetas: una increíble proeza técnica que da lugar a un frasco único y espectacular que enaltece la felicidad propia de la mujer.» Con esa mascada en el cuello, nos recuerda la sofisticación de su imagen: Julia Roberts pero también nos hace pensar en Sophia Loren, ¿a poco no?

la-vie-est-belle-leclat

Joy Intense de Dior

En el fondo del frasco hay una estrella Rosa de los vientos que es el símbolo de buena suerte de la casa perfumera. «Su frasco es luminoso y valioso a la vez. Su feminidad emerge en un plata vivaz con el rosa radiante de un jugo inmediatamente atractivo. Un hilo plateado claro y brillante envuelve el tapón, como una joya delicadamente grabada con su nombre, que se cierra en una O perfecta. Una alegría resplandeciente, tangible, que habita literalmente en el corazón palpitante de Dior.»

joy-intense-dior

¿Qué dices? ¿Tú también te dejas seducir por los frascos perfumeros?

Comparte tu opinión