Demi Lovato agradeció que se preocupen de ella, pero pidió que dejen de inventar historias, porque “esta sobria y agradecida de vivir».

Tal reacción la hizo a través de su cuenta de Twitter (@ddlovato), dejando claro que dejó la rehabilitación hace tres meses después de una sobredosis que casi le cuesta la vida en julio y, desde entonces, ha mantenido un perfil bajo.

Pero parece que mientras Demi se ha tomado este tiempo para enfocarse en su sobriedad y curarse, otros están ocupados inventando y vendiendo historias falsas sobre ella, señaló el portal de Infobae.

Cansada de los rumores en los medios de comunicación, la cantante estadounidense, de 26 años, finalmente rompió el silencio y decidió publicar un fuerte mensaje.

“Si siento como que el mundo necesita saber algo, lo haré yo misma. Gente, dejen de escribir sobre mi recuperación, el asunto no es de nadie más que mío. Estoy sobria y agradecida por estar viva y poder cuidar de mí”, recalcó.

“Soy muy afortunada de poder tomar este tiempo para estar con mi familia, relajarme, trabajar en mi mente, cuerpo y alma y regresar cuando esté lista”, añadió en otro post.

El 21 de junio pasado, Lovato publicó la canción Sober, donde declaró que había recaído en sus adicciones. Un mes después, el 24 de julio, fue trasladada a un hospital después de un llamado a los servicios de emergencia a su casa de Los Ángeles por una sobredosis.

Si bien al principio se creyó que era de heroína, al final se conoció que había sido algo peor aún. En su cuerpo encontraron restos de una sustancia llamada fentanilo, la misma droga que mató a Prince. Más tarde, Lovato ingresó en un centro de rehabilitación.

 

 

Comparte tu opinión