En teoría, todo mundo cuenta los días para salir de vacaciones… pero, la verdad, para muchas personas son eventos estresantes.

Si preguntamos a nuestros conocidos si alguna vez han sentido estrés al preparar o estar de vacaciones mucha más de la mitad te dirá que sí. ¿¡Pero no se supone que es para descansar?! Toma nota:

via GIPHY

7 consejos para disfrutar las vacaciones

  1. Ten una organización que se acomode a tu forma de ser. Si evitas dejarlo todo para el último es probable que bajes los niveles de estrés significativamente. ¿Te es mejor hacerlo con un calendario de papel o con recordatorios de Alexa? ¿Prefieres que te ayuden o hacerlo sola…? Esto incluye organizar el presupuesto, claro, porque gastar de más durante las vacaciones genera también mucho estrés.
  2. Deja de complacer a todos. Es complicado darles gustos a todos si tus acompañantes son diversos. Si uno no come mariscos, el otro solo come mariscos, el tercerp es vegano y el último carnívoro… ¡lleguen a acuerdos! O vayan a un restaurante donde vendan de todo. Pero será muy desgastante. Si tú eres mamá: mamá toma el control. Si no eres la que toma el control, di que sí a lo más posible.
  3. Aléjate de las redes sociales. Ok, será casi imposible para muchos de nosotros. Yo sí soy de las que sube imágenes a su FB de vez en cuando (al día, claro). Pero la verdad es que –también lo confieso- a veces parecería que estoy más pendiente de tomar el video para Instagram que de vivir el momento. Un gran #Fail para mí. Ya que llegues al hotel o casa, actualizas tu status. Siempre presente, nunca inpresente.
  4. Sé honesta: ¿qué te genera tanto estrés? ¿Qué algo salga mal? Y si es así, responde: ¿qué sería lo PEOR que podría pasar? Ya con eso en mente, crea soluciones en tu cabeza ante ese posible escenario. Si no es eso, ¿te genera estrés que las cosas en casa no fluyan si tú no estás? ¿Perder el trabajo?, etc. Ante todas las preguntas realiza el mismo ejercicio.
  5. Realismo ante todo. No quieras cubrir una ciudad entera en dos días de vacaciones. Para no desgastarte (¡en tus vacaciones!) elige tus batallas. Bueno, como en la vida misma.
  6. Suelta el control. Si vas sola, es más fácil (aunque podría haber contratiempos), pero si vas en grupo… ¡no intentes controlar todo porque terminarás con dolor de quijada y, quizá, hasta con la amistad! Deja que las cosas tomen su rumbo y si hay decisiones que no te parecen: exprésalo pero déjate llevar por la decisión de la mayoría. ¡Son vacaciones! Y si ya te apegaste a un presupuesto, deja de pensar “cuánto cuesta en tu casa” tal o cual, ¡quien convierte no se divierte!
  7. Olvídate del “recuerdito” o souvenir. En serio: puede ser un gasto hormiga y peso extra a tu maleta, además de un gastadero de tiempo en la búsqueda del objeto adecuado.

Con estos consejos podrás no sobrevivir a las vacaciones, ¡podrás gozarlas al máximo! Mándanos fotos.

Comparte tu opinión