El concepto hygge más que una moda, es una manera de vivir. Según la marca danesa BoConcept, “no es solo un estado de ánimo que se asocia a eventos importantes, es una parte fundamental del hogar y del estilo nórdico de vida. Es un estado mental completo, que trata de compartir y apreciar los momentos más simples en el propio ambiente íntimo y acogedor.»

Es elegir los colores y materiales apuntando siempre a un estilo atemporal, relajado y sobre todo eso, acogedor.

Claves básicas para el estilo nórdico

Mucha luz

Generalmente los tonos de las paredes son neutros y claros. Las cortinas son ligeras y hay grandes ventanales, pues en esos países se aprovecha el mínimo rayo del sol.

Fotos cortesía BoConcept

Maderas

En muebles, accesorios, paredes y pisos, la madera aporta calidez, pero a la vez luz, pues generalmente son claras. No pueden faltar los marcos de fotos en maderas suaves y sencillas en el estilo nórdico. Si bien se respeta el tono del material, a veces se pinta de blanco, para darle un toque distinto.

Foto cortesía BoConcept

Muebles funcionales

Sus líneas son muy características: rectas, depuradas. Existen curvas suaves y diseño orgánico. Pero todo busca lo funcional, sin descuidar la intimidad del hogar.

Minimalista cálido

Esto parece contradictorio, pero por un lado, los muebles orgánicos y la luz dan un espacio minimalista, pero en realidad los tejidos de los accesorios le otorgan mucha calidez a los espacios.

estilo nórdico en la decoración

Foto cortesía BoConcept

De la naturaleza al interior

Generalmente los materiales son orgánicos y naturales. Abundan los algodones pero también la lana. Además de que nunca faltan las plantas.

Foto cortesía BoConcept

DIY

También hay detalles que se hacen a mano y que le dan un toque muy personal a cada espacio.

Foto cortesía BoConcept

Gris y azul

Los tonos fríos dan un toque único al estilo nórdico. En especial las telas de los muebles y los detalles de decoración.

«Una sala puede ser más acogedora al utilizar una paleta orgánica en tonos burdeos, azules oscuros y verde bosque. Agregando accesorios como mantas de lana y cojines con telas brillantes, surge un espacio íntimo y personal. El ambiente se vuelve más suave graduando la luz a una baja intensidad, utilizando también algunas velas», puntualiza la marca danesa.

Foto cortesía BoConcept

No te quedes fuera: ¡ya viene el taller de orden en casa!

Comparte tu opinión