Cuando pensamos en mármol, las imágenes que nos vienen a la mente, a menudo, dibujan amplias estancias de lujosa apariencia con reminiscencias clásicas, propias de la Antigüedad.

Esto, sin duda, es una consecuencia del comúnmente conocido origen griego del mármol y de su uso continuado a lo largo de las distintas épocas de la humanidad. Lo interesante es que a lo largo de los años, esta variedad de piedra natural ha mantenido su escencia como sinónimo de lujo y grandiosidad.

Hoy en día, a pesar de la amplia varidad de materiales innovadores que existen en el mercado, el mármol sigue siendo el predilecto y el protagonista en el diseño de interiores, gracias a su versatilidad y belleza reflejada en diversos colores que van desde crema marfil, rojo coralito, rosa verona, verde jade, negro y otros más.

Detalles del mármol

Si deseas dar amplitud a tus ambientes, los grandes páneles para cubrir  paredes y unificar espacios, con muebles de gran formato, te ayudarán a dar ese efecto.  Por el contrario, si deseas estilizar tus espacios, aplicar mármol en pequeñas “dosis”, es decir en accesorios que resalten algunos rincones en especial, sin duda te ayudará a crear un ambiente sofisticado.

Otro punto a considerar es si la aplicación de mármol será para interior  exterior, ya que hay piedras naturales que, por sus características físicas y de composición natural, resultan más adecuadas para permanecer en espacios cubiertos; mientras que otras, son totalmente resistentes para estar en exterior. Por ello es importante la asesoría de un experto sobre qué mármol deberías comprar según dónde pienses ubicarlo.

Dependiendo de cómo se use, el mármol nos puede llevar a dos mundos distintos, cuando se utiliza como elemento principal y se mezcla con otros materiales, el mármol da una sensación de calma, sobriedad y elegancia. Para hacer esto, es aconsejable elegir tonos neutros como el blanco y elegir muebles del mismo color que el mármol, si la madera proporciona un ambiente más cálido, los elementos plásticos transparentes o blancos acentuarán el efecto minimalista deseado.

Existen un sinfín de aplicaciones de mármol en el interiorismo, tales como fachadas, suelos, paredes, mobiliario, revestimientos. Lo importante es distinguir que con el uso adecuado, su espectacularidad no dejará indiferente a nadie y posicionándose en tus espacios como una deslumbrante estrella, que brilla con luz propia.

Fuente: Mauricio Estrada



MEZCLA DE LO NEUTRO Y LO COLORIDO: LA DECORACIÓN 2021

Comparte tu opinión