Banner-Kena-Horoscopos-2021-Descarga-Revista

Ellen Key fue una mujer que se propuso dar un giro a los pensamientos tradicionales machistas. A través de sus libros y sus clases de orientación feminista, se enfocó en el tipo de educación que se brindaba sobre los roles de género (era realmente crítico). Esta sueca se cuestionaba todo,  incluyendo el placer sexual femenino y la importancia (fundamental) del rol de la madre en la crianza de los hijos.

Todo esto le nace gracias a su sistema de formación aunado a su mente curiosa y su socialismo elegido.  A Key la educaron bajo un rígido cristianismo sueco pero que no la detuvo a estudiar, leer e indagar sobre Charles Darwin, Herbert Spencer (naturalista, filósofo, sociólogo, psicólogo y antropólogo inglés) y a Thomas Henry Huxley (biólogo conocido como el Bulldog de Darwin por defenderlo siempre).

Es entonces cuando empiezan las dudas y las preguntas sobre los todos esos procesos evolutivos de los seres humanos “¿Por qué somos así? ¿Por qué pensamos así? ¿Por qué permitimos tales cosas?»…

De esta forma, empieza a crear polémica y hacer públicos sus discursos sobre la igualdad de los sexos. Su primeras publicaciones fueron: Seres Humanos (1899) y Las Líneas de la Vida (1903 – 1906).

Con el pasar del tiempo, Key logró que sus ideas progresistas se fueran implementando en Europa tras la Revolución Francesa.

Cortesía de Infografías

Cortesía de Infografías

Ellen Key como maestra

Fue una gran experiencia para ella, pues lo tomó como una oportunidad para reflexionar y trabajar en los programas educativos de los niños.

Ellen Key comenzó a dar clases en un Instituto Obrero. Trabajo que continuó hasta principios de 1900, cuando dejó la docencia para dedicarse por completo a escribir.

Esto sin duda, fue una carta que sin saberlo, hizo que fuera recordada y además, motivo a muchos colegas a seguir su legado y trabajar estos criterios de igualdad de sexo desde las aulas de clase.

El primer texto que publico, fue sin dudas, ese elemento que marcó su memoria titulado El siglo del niño.

En este libro aborda la importancia de enseñar partiendo de la bondad y la verdad. Posteriormente, en 1903, publicó Amor y matrimonio, otro trabajo altamente revolucionario donde “hablaba sobre aporte de las mujeres en términos de maternidad a la sociedad era vital y era una de las formas en las que podían lograr su máximo desarrollo como seres humanos.”

En este libro ella hace referencia (sin ningún tipo de miedos) sobre el reconocimiento de  la inclinación sexual del amor, haciendo referencia en el placer de la mujer, cosa que por supuesto escandalizo a más de uno en ese entonces.

Un estudio realizado por el Women’s Studies International Forum, define la influencia de Key de esta manera:

"El nuevo movimiento feminista sueco se vio obstaculizado en su análisis en parte por la asociación del "feminismo" con una glorificación de la feminidad tradicional atribuida a la ensayista de principios de siglo Ellen Key. (Este estudio examina) la producción de Key durante una década controvertida (1896–1905) y descubre que, de hecho, buscó la libertad de que las mujeres fueran fieles a sus propios personajes en lugar de seguir definiciones patriarcales o emular el comportamiento masculino. Abogó por una nueva visión del mundo basada en la solidaridad social y la "autoafirmación y entrega" de la relación madre-hijo, así como una transformación de la sociedad que pondría a la maternidad en el centro de la vida pública. Consternada por la hipocresía sexual y el sufrimiento que causó, quería eliminar la reproducción de sus restricciones morales y legales patriarcales y reemplazar el "dualismo erótico del hombre" con amor genuino y una nueva comprensión de la sexualidad basada en el "sentimiento materno". Se plantean varias preguntas interpretativas: ¿Dónde está el lugar del feminismo? ¿Cómo lo reconocemos cuando lo vemos? ¿Por qué la llamada "exaltación" de la maternidad es tan problemática para las feministas modernas?"

Sin duda alguna, esta gran Mujer fue un ícono y una referencia en el avance de la igualdad de géneros. ¡Bravo Ellen Key!



LEER MÁS SOBRE: EDUCACIÓN FEMINISTA: ¿QUÉ, CÓMO, CUÁNDO Y DÓNDE?

Comparte tu opinión