El COVID-19 es un virus que constantemente está mutando y apenas se está avanzando en la investigación de cómo puede afectar a las mujeres embarazadas y a su bebé, es importantísimo que sepas algunos consejos valiosos sobre el embarazo y el Covid-19.

Liliana Amaro, Coach de Sueño infantil y Fundadora de “Zzleep my baby tiene este resumen de factores con valiosa información para que tomes la mejor decisión y sigas contribuyendo con tu grano de arena para evitar la propagación y salvar tu vida y la de tu pequeñín. 

Mira este post: Soy vegan y no sé si vacunarme contra el COVID-19
Embarazo y covid-19

Por tu futuro y la de tu bebé, ¡cuídate! Foto: Jonathan Borba en Pexels

Embarazo y Covid-19: recopilación de datos

Las mujeres embarazadas que están infectadas con COVID-19 tienen un mayor riesgo de ciertas complicaciones en comparación con las mujeres no embarazadas con COVID-19 de la misma edad, incluyendo:

  • Un mayor riesgo (aproximadamente 3 veces mayor) de necesitar ingreso en una unidad de cuidados intensivos.
  • Un mayor riesgo (aproximadamente 3 veces mayor) de necesitar ventilación invasiva (soporte vital respiratorio).

El Covid-19 también aumenta el riesgo de ciertas complicaciones del embarazo, incluyendo:

  • Un riesgo ligeramente mayor (aproximadamente 1,3 veces mayor) de que su bebé nazca prematuramente (antes de las 37 semanas de embarazo)
  • Un mayor riesgo (aproximadamente 3 veces mayor) de que su bebé necesite ingresar en una unidad de cuidado del recién nacido.

Las mujeres embarazadas con ciertas afecciones médicas subyacentes tienen más probabilidades de tener una enfermedad grave por COVID-19 en comparación con las mujeres embarazadas sin estas afecciones. Las condiciones son:

  • Ser mayor de 35 años
  • Sobrepeso u obesidad (índice de masa corporal superior a 30 kg/m2)
  • Presión arterial alta preexistente
  • Diabetes preexistente (tipo 1 o tipo 2).

Hasta los momentos, no hay datos que demuestren que el COVID-19 pueda causar aborto espontáneo. Además, se cree que es poco común que las mujeres embarazadas transmitan el virus a su bebés, pues los datos actuales no han confirmado la transmisión vertical (transmisión intrauterina de madre a bebé).

Tampoco se han identificado problemas de seguridad para las mujeres que recibieron una vacuna de Pfizer durante el embarazo. Las complicaciones tales como llegada prematura, mortinato, niños de la edad gestacional y anomalías congénitas ocurrieron en un índice similar a lo que se considera en la población en general.

Si está amamantando, puede recibir una vacuna contra el COVID-19 en cualquier momento. No es necesario que deje de amamantar antes o después de la vacunación.

La vacunación contra el COVID-19 puede proporcionar protección indirecta a los bebés mediante la transferencia de anticuerpos a través de la placenta (para las mujeres embarazadas) o a través de la leche materna (para las mujeres que amamantan).

FUENTE:  ZLLEP MY BABY

COVID: Cómo cuidarte ante la tercera ola del virus


Síguenos en redes sociales como @KENArevista: