Viajamos a Colombia para conocer a fondo el concepto de Escuela para Maridos, que este mes se estrena en México bajo la producción de Fox Life.

No lo negaremos: íbamos escépticos respecto a esta famosa producción que se realizó por primera vez en Argentina, luego en Colombia y ahora en México. Ocho parejas mexicanas viajaron a Bogotá para grabar este reality show que tiene como objetivo profundizar en los problemas de pareja, enfocado en los esposos.

Las parejas mexicanas se sometieron a clases de sexualidad, comunicación, convivencia y dinámica familiar. Todos los temas están cuidadosamente estudiados por profesionales, con el fin de que las parejas hagan su último esfuerzo por seguir juntas.

La Escuela está conformada por el periodista argentino Alejandro Fantino, la sexóloga puertorriqueña Alessandra Rampolla, y se suma la participación del reconocido Facundo, quien oficia de confidente de las ocho parejas locales.

“La escuela explora a fondo las relaciones de pareja y la forma de comunicarse. Creemos que son temas que afrontan temas universales: problemas de comunicación, sexualidad, malas relaciones con los familiares, falta de colaboración en el hogar, etc. Todos los roles de la vida moderna de la pareja están ahí plasmados. Por eso resulta tan interesante, porque es un tema que viven todas las parejas en todo el mundo”, comenta Magdalena La Rotta, Productora Ejecutiva de FOX Telecolombia para Escuela para Maridos.

México, una cultura machista

Antes de que Escuela para Maridos llegara a México, pasó por Argentina y Colombia. Aunque las problemáticas de pareja son las mismas, nos resultó interesante saber de viva voz de la producción qué vio de particular en la cultura mexicana.

“Siempre pensé que del sur hacia el norte se extiende el machismo. Por ejemplo, en Argentina las mujeres son más dominantes y los hombres están acostumbrados a eso. De alguna forma hay más igualdad. Sin embargo, en Colombia y México el machismo está mucho más marcado; curiosamente lo siento más marcado en México que en Colombia. Es un machismo que muchas veces es una sobreprotección mal entendida, por ejemplo: `No quiero que ella salga a la casa sola´; `No quiero que mis hijos estén sin su mamá´. Los hombres sienten que las están protegiendo, pero en realidad las están limitando. Sí, estaremos en el 2016 pero el machismo sigue vigente”, confiesa Magdalena.

¿De qué se quejan las mexicanas respecto a sus maridos?

Aunque todavía no se terminaba la grabación de todos los episodios de Escuela para Maridos, la producción nos confesó que las quejas de las mujeres mexicanas están enfocadas en que sus maridos no las entienden. Sus quejas y demandas simplemente no son escuchadas.

Durante diferentes confrontaciones y ejercicios, los expertos descubrieron que los esposos mexicanos pueden llevar años sin escuchar a su mujer.

Los mexicanos tienen mucho sentido del humor, que a veces enmascara los verdaderos problemas. Ellos siempre tienen una justificación para todo y un chiste para evitar entrar en ciertos temas de pareja”, nos dice la productora.

Problemas de pareja frente a la cámara

Las parejas fueron seleccionadas según cada una de sus problemáticas; a ninguna se le pagó por estar ahí, y lo que dicen no está guionado. Para esta producción viajaron a Colombia, donde vivieron dos meses en una casa en el campo. La mayoría de las dinámicas se realizaron directamente en los foros de Fox Colombia. “Es sorprendente cómo se olvidan de las cámaras en tan solo unos días. Yo creo que agarran valor y no les importa que todos estamos viendo cómo discuten con su pareja. No quieren perder la discusión y se empiezan a enganchar. Sus verdaderos demonios comienzan a salir al día 2 de que están ahí. Yo pensé que estaban actuando cuando los vi. La diferencia de este reality a otros que yo he vivido es que no vienen a ganar un premio, sino a salvar su matrimonio”, comenta Facundo, que funge como confidente de las ocho parejas mexicanas.

Facundo explora una nueva faceta

Facundo estuvo dos meses en Colombia junto con los participantes en Escuela para Maridos México. Su papel fue couchear a todas las parejas; sin embargo, el conductor nunca se imaginó que en pocos días estaría dentro de las dinámicas. “Yo pensé que me habían llamado para divertir a la gente, y de la noche a la mañana ya estaba pensando en cómo resolver matrimonios. Era parte del reality sin darme cuenta”.

No estamos acostumbrados a ver a Facundo en este tipo de proyectos; pero el conductor logró retarse a una nueva faceta que realmente disfrutó. “Es un reto `chingón´ porque es algo muy diferente a lo que hice en mi carrera. Además creo que este título de `Chavorruco´ que se me está haciendo no me late. ¿Cuánto tiempo de mi vida quiero seguir haciendo bromas en la calle? Se me antojaba esta parte de conducir otra faceta; me gusta que este programa tiene mucho contenido. Aprendes mucho, todos tenemos algo de estas parejas”.

Escuela para maridos México se estrenó en pasado 9 de junio en nuestro país y estará todos los jueves, a las 10 PM en FOX Life.

 

 

 

 

Comparte tu opinión