No hay una fórmula exacta para ser sexy, pero todas sabemos que la autoestima y seguridad son las claves para atraer al sexo opuesto. Pero estos factores, en ocasiones, llevan algún tiempo para construirse. Si deseas sentirte irresistible sigue leyendo para que sepas cómo lograrlo…

Seguramente, alguna vez en tu vida te has topado con hombres que jurabas que no son tu tipo y después de un tiempo terminas en el sufrimiento total por su amor o tienes una amiga bellísima que anda con un hombre “poco agraciado” y te preguntas ¿qué pasa?? Y no, no eres la única que se cuestiona qué es lo que realmente nos hace atractivas. Para que no te quiebres la cabeza, especialistas afirman que, más allá de los atributos físicos, lo que nos vuelve atractivas son principalmente siete puntos:

-la seguridad
-la tranquilidad
-la inteligencia
-la autoestima

-el olor
-el tono de voz
-lo amable que somos

Seguramente llegarán a tu cabecita preguntas como estas: ¿Y cómo le hago para que salgan a flote y luzca esos siete puntos?, ¿cómo le hago para sentirme más sexy? A continuación te daré algunos puntos que resaltarán lo mejor de ti, ¡chécalos!

Lencería sensual. Vete de compras y elige ropa interior bonita y atrevida, muchas mujeres al portarla, las hace sentir sexy y eso se ve reflejado en su actitud. ¡Qué importa si está debajo de nuestro outfit! Recuerda que jamás debes de avergonzarte de tu cuerpo; te tiene que encantar la persona que ves frente al espejo.

Un poco de ejercicio al día. Si eres de las que odias ir al gym o hacer alguna actividad física, trata de al menos realizar una sesión de ejercicio aeróbicos, éstos te mantendrán con buena actitud, tonificarán tu cuerpo e incluso te harán lucir una piel bella y radiante.

Noches de amigos. Si hay algo que alimenta el espíritu y el alma es pasar tiempo con los amigos. Goza de aquella gente que quieres y que te quiere, tener una plática con amigos cercanos te llenará de energía que se traducirá en atracción. Busca actividades que te saquen muchas sonrisas.

Busca tu perfume ideal. Encuentra tu perfume, aquel con el que te sientes cómoda. Saber que hueles y desprendes un aroma delicioso al caminar, te hará sentir única y especial, pero sobre todo, sexy y atractiva.

Consiéntete. Dedícate tiempo y regálate una sesión de spa, de masaje o simplemente métete a la tina y tómate una copa de vino. Tomarte estos momentos para ti te empoderarán y te harán sentir segura y con la mejor energía.

¡Mastúrbate! Sin temores, miedo o tabúes explora tu cuerpo y conócete a ti misma. Descubrir esos rincones que te excitan y despiertan tu deseo te dará energía sexual y te sentirás con más confianza en ti misma.

Cambia tu look. Una transformación a nadie le cae mal. Pinta de otro color tu cabello, córtalo de una manera distinta, hazte unas luces, ¡lo que quieras! pero refresca tu imagen y muéstrale al mundo lo bien que te ves.

Nuevos proyectos. Iniciar nuevos proyectos y lograr una meta alimentará tu autoestima. Puedes emprender un nuevo trabajo, redecorar tu casa, hacer un viaje, etc.

Enamórate de lo que ves en el espejo. ¡Ama tu figura! Ama tus curvas y no estés peleada con esos kilitos de más. Sentirte bien con tu cuerpo será un imán para el sexo opuesto.

Desconéctate de todo. Al menos una vez al mes trata de desconectarte del mundo del internet y cuando regreses, elige qué ver, aquello que te haga sentir bien y te haga feliz. Dile no a redes sociales que te roben y quiten energía, el chiste es sentirte contenta en lo que navegues para que lo proyectes en tu imagen y te haga lucir sensacional.

Duerme desnuda. Para muchas es incómodo hacerlo, pero de vez en cuando duerme como Dios te trajo al mundo. Especialistas afirman que es muy saludable, sobre todo, si lo haces con tu pareja, ya que lo conecta más.

Escucha música. Pon música que te gusta y baila y canta todo lo que quieras. Moverte y cantar te empodera, te libera y te hará sentir sexy y sensual. ¡Inténtalo!

Disminuye el estrés. Bájale dos rayitas al estrés, éste sólo te provoca insomnio, angustia, ansiedad, etc, y todo se ve reflejado en tu persona. Sea cual sea la situación por la que estés pasando, analízala y ve resolviendo la situación.

Toma los tips que más te hayan gustado y jamás permitas que tu seguridad, autoestima y sensualidad se vayan abajo. ¡Siempre siéntete sexy!

¡Mucha suerte!

 

Comparte tu opinión