Banner-Kena-Horoscopos-2021-Descarga-Revista

El final de un cuento de hadas. La transición de plebeya a princesa, del matrimonio hasta su triste final.

 

La delicada, hermosa y elegante dama que dejó su huella en un mundo tan influyente como lo fue, y sigue siendo, el cine de Hollywood de los años 50. Musa y actriz predilecta del director Alfred Hitchcock, Grace Kelly se casó con el príncipe Rainiero de Mónaco convirtiéndose en uno de los principales objetivos del corazón de la prensa rosa. Pero sobre todo porque encarnó la historia del cuento de hada, en el que la chica al final se queda con el príncipe azul.

Young-Grace-Kelly-grace-kelly-5877026-456-684

Nacida en Filadelfia, el 12 de noviembre de 1929, en una familia de origen irlandés-católica y holgada posición económica, su padre, John Brendan Kelly, era deportista y empresario, y su madre fue Margaret Katherine Majer, de ascendencia alemana.

Grace Kelly, como se dice en su lengua natal, creció rodeada de atenciones, por lo que pudo ser lo que deseara, siempre y cuando fuera aceptado por sus padres, pero descubrió su pasión desde muy joven, por lo que comenzó a prepararse como actriz desde su primera obra en la preparatoria, aun en contra de los deseos de los Kelly.

Una celebridad

Su camino al estrellato dio comienzo cuando se inició como modelo al mudarse a Nueva York, al mismo tiempo que estudió interpretación en The American Academic of Dramatic Arts. En 1950, cuando contaba con 22 años, hizo su primera película, Fourteen Hours, actuando en un papel secundario.

La verdad es que su entrada a este nuevo mundo fue mucho más lenta de lo que pensó; de hecho, luego de su primera película vino el primer contacto que hizo la 20th Century Fox con el agente de Grace, para el film Taxi de Gregory Ratoff, y aunque al director sí le gustó la actuación de Kelly, al final optó por otra actriz.

No fue sino hasta 1952 que su elegancia y belleza llamaron poderosamente la atención en Hollywood, de forma que al año siguiente le dieron el papel principal en el western Solo ante el peligro, de Fred Zinnemann, junto a Gary Cooper, Lloyd Bridges, Katy Jurado y Thomas Mitchell como actores principales; éste fue el film que la catapultó al reconocimiento y ésta, a su vez, una de las máximas expresiones del tratamiento del tiempo en cine, porque la historia se desarrolla en un solo día; tal fue su éxito, que la película fue premiada con cuatro Oscar.

 Fred Zinnemann y Grace Kelly

Fred Zinnemann y Grace Kelly

Mogambo fue la siguiente gran producción en la que trabajó, del director John Ford, basada en la obra teatral de Wilson Collison, y que le ofreció la oportunidad de trabajar junto a Clark Gable y Ava Gardner. Su belleza angelical contrastó con la despampanante Ava, y la hizo aun más notable dentro del espectáculo; incluso recibió un Globo de Oro a la mejor actriz secundaria y también su primera nominación a un Premio de la Academia, con lo que consiguió la aceptación que tanto buscaba dentro del medio.

En realidad el año de 1954 fue el más cotizado de Grace como actriz, pues estrenó cuatro películas a lo largo del mismo, iniciando con Crimen perfecto, con el actor Ray Milland. Cuando fue descubierta por el maestro del suspenso, Alfred Hitchcock, Grace se convirtió en la musa del director, recibiendo una atención especial, de manifestada idolatría, que tanto caracterizó a este personaje, lleno de fetichismos; de tal manera que su siguiente entrega también fue protagonizada por Kelly: La ventana indiscreta, pero en esta ocasión junto a James Stewart.

grace-kelly-jimmy-stewart-alfred-hitchcock-filming-rear-window

¡Cuán explosivo fue el 54 para Grace! Puesto que también ganó la tan apreciada estatuilla de la Academia a la mejor actriz principal, gracias a su trabajo de aquel año en La angustia de vivir, con el director George Seaton y el actor Bing Crosby, entonces 25 años mayor que la actriz, motivo por el que la tuvieron que caracterizar para que pareciera un poco más madura. Grace contaba con tan sólo 25 años cuando obtuvo el Oscar. En esta cinta la puedes ver dar vida a la abnegada esposa de un actor en decadencia. Incluso ese mismo año estrenó Fuego Verde, del director Andrew Marton, coprotagonizada por Stewart Granger, y ambientada en Colombia. A ésta le siguió el drama bélico Los puentes de Toko-Ri, del director Mark Robson, como cierre de aquel año.

25th March 1954: American actor Grace Kelly (1929 - 1982) poses in front of a curtain with her Best Actress Oscar for director George Seaton's film, 'The Country Girl,' at the Academy Awards, Los Angeles, California. She wears an evening gown with long white gloves.

25th March 1954: American actor Grace Kelly (1929 – 1982) poses in front of a curtain with her Best Actress Oscar for director George Seaton’s film, ‘The Country Girl,’ at the Academy Awards, Los Angeles, California. She wears an evening gown with long white gloves.

Atrapa a un ladrón en 1955, de Hitchcock fue la siguiente película en la que actuó, coincidiendo con Cary Grant, uno de sus mejores amigos dentro y fuera de la pantalla. Saltando a su siguiente trabajo, prosiguió El Cisne, del mismo año, una historia de amor de la realeza europea, en la que Alec Guinness era el pretendiente, dándole un anticipo al mundo de la aristocrática vida futura que le esperaba. Su última película fue Alta sociedad —1956—, nuevamente con el actor Bing Crosby, en una comedia musical que sería su despedida formal del cine.

 

De rumores

En los años de soltería en que fue actriz, se dice que Kelly vivió varios romances, principalmente con los actores con los que había trabajado, como Clark Gable, William Holden, Bing Crosby y Cary Grant.

Producto de su gran fama y lo icónico de su personalidad, hay muchos mitos con respecto a la vida sentimental de Grace, que hasta ahora sólo pueden quedarse como simples habladurías de lenguas que siempre desearon perjudicarla. Un ejemplo de ello es la biografía no autorizada de Wendy Leigh, La verdadera Grace. Vida y tiempos de una princesa americana, la cual acusa a la actriz de haber sido una “rompe hogares”, y le atribuye el divorcio de Ray Milland, después de rodar Crimen perfecto.

Por otro lado, para su matrimonio con el príncipe Rainiero de Mónaco, primero tuvo que pasar por una prueba de fuego, que consistió en una examen médico para comprobar la fertilidad de Kelly, y así poder engendrar el heredero que tanto se esperaría de ella. De este hecho, se originaron más chismes, que obviamente le dieron la vuelta al mundo, ahora que sería princesa. En esta ocasión era que los doctores también descubrieron otro detalle… que Grace “no era virgen”. Pero como todo lo que se dijo de ella, nada se podría afirmar a ciencia cierta.

 

La encrucijada

Cuando decidió interpretar su mayor papel —cómo princesa—, ya era un icono del cine, había aparecido en 11 películas, y contaba con el reconocimiento de expertos. Su figura y estilo dieron un nuevo impulso al Principado de Mónaco, que creció económicamente gracias al turismo y al impulso de inversionistas, atraídos por las concesiones económicas creadas por Rainiero.

Muchos creen que Grace y el príncipe Rainiero de Mónaco se conocieron durante el rodaje de Atrapa un ladrón, y aunque es verdad que tuvieron un encuentro en el hotel donde ella residía entonces; lo que no es del todo cierto es que allí se conocieron. Se vieron por primera vez en el Festival de Cannes cuando la actriz acudió para dar publicidad al film La angustia de vivir. Siguió un romance que duró dos años, hasta que se comprometieron a principios de 1956, luego se trasladaron a Filadelfia para la fiesta de compromiso con la familia Kelly, y se casaron el 16 de abril del mismo año, en la Catedral de Mónaco.

1590759

Por ser Mónaco un principado, la familia Grimaldi casi no ha contado con la participación de las otras familias reales en su actos oficiales; por eso, y también porque nunca miraron con buenos ojos a Grace por ser actriz; no asistieron a la boda, a excepción del rey Faruk de Egipto y Onassis.

A su boda religiosa con el príncipe llevó un traje de novia diseñado por la americana Helen Rose, quien antes había confeccionado también el de Elizabeth Taylor. Este pieza tiene 100 metros de seda y encaje antiguo, que sirvió para crear un vestido de novia que hizo historia, y que actualmente se exhibe en el Museo de Arte de Filadelfia. Además de que para la ocasión, aunque era una escena de la vida real, fue orquestada por la Metro Goldwyn Mayer, en honor a la que fuera su estrella más importante.

Grace-Kelly-Wedding

A partir de entonces, su vida y su trabajo estuvieron dedicados de lleno a su familia y a su nuevo país. Se sabe muy poco sobre su intimidad, a pesar de que siempre otorgó entrevistas a todo tipo de publicaciones dignas de su rango, que aprobaba la casa real del principado. Lo que se murmuraba entonces era que, pese a la rigidez con la que se vivía en el palacio, Grace siempre representó su papel de princesa como se esperaba, como esposa y madre. Fueron muchas las restricciones a las que sometían a la princesa, quien anteriormente acostumbraba llevar un estilo de vida libre, acorde con el pensamiento liberal de los Estados Unidos de aquellas décadas, y sobre todo en Nueva York, donde vivió la mayor parte de su madurez.

No es de sorprender que unos años después, Alfred Hitchcock requirió a su musa para protagonizar «Marnie, la ladrona«, y entonces llamó a Grace, quien se mostró muy ilusionada con el proyecto y con su vuelta al cine, pero Rainiero, que no deseaba volver a ver a su esposa junto a un galán en la pantalla, se mostró inconforme, lo que provocó la sustitución de Grace por Tippi Hedren.

Princesa de Mónaco

Su popularidad le brindó fama a su nuevo país adoptivo, porque si hay algo que hizo bien Grace como princesa, fue darle el apoyo estratégico a los proyectos económicos de Rainiero. ¿Brindando fama? Esto puede asegurarse totalmente, porque una vez convertida en princesa, la figura de Kelly atrajo la atención del mundo hacia Mónaco, cosa que el príncipe supo aprovechar, explotando sus atractivos turísticos e invitando a todo extranjero a conocer el principado.

No quiero estar casada con alguien que se siente inferior a mi éxito, y porque tengo más dinero que él” Grace Kelly

Por su parte, Grace fue de las primeras celebridades en usar su brillo y fama en los proyectos benéficos, cómo la Cruz Roja en Mónaco, que ella presidió personalmente. Adoptó su nuevo estilo de vida con gran responsabilidad, con todas las demandas y recompensas que conllevaban sus actividades para el recaudo de fondos para ayudar a refugiados, huérfanos, hospitales, y también para apoyar el arte y la cultura de la nación.

Estuvo involucrada en la planificación de muchas de las festividades y eventos de fama mundial en Mónaco, llamando a sus amigos famosos como Frank Sinatra, e invitándolos a participar en ilustres actos conmemorativos de alto perfil.

Fue defensora aguerrida especialmente de los derechos los niños, a quienes siempre les dedicó mayor atención, incluso cuando ya tenía a sus hijos, a quienes también hizo compartir con ella en las visitas que realizaba a los huérfanos que protegían las organizaciones monegascas.

Se hizo querer rápidamente por su ligereza a la hora de tratar con sus súbditos, quienes apreciaban en ella su genuina calidez, sinceridad y sonrisa fácil; además, ¿quién podría no amar la naturalidad y elegancia que siempre transmitió la princesa de Mónaco?

Siempre prefirió la ligereza de la vida cotidiana de su pueblo, con el que solía mezclarse cuando salía a caminar acompañada de sus hijos, incluso cuando los llevaba al colegio. Tan manifiesto fue su aprecio por el pueblo monegasco, que promovió muchos programas e instalaciones para hacer la vida del principado aún más agradable para sus habitantes, además de los visitantes; creó zonas de juegos infantiles, jardines, exposiciones de flores, noches de ballet, festivales y mucho más.

El matrimonio tuvo tres hijos, la primera fue Carolina, quién nació el 23 de enero de 1957. Un año después, el 14 de marzo, dio a luz al que sería el actual Príncipe de Mónaco, Alberto II. Y el 1 de febrero de 1965, nació su tercera hija, la más rebelde de todos, Estefanía.

 

grace-kelly3

Larga vida a la princesa

El 13 de septiembre de 1982 la princesa Gracia sufrió un accidente cuando conducía su coche por una carretera cercana a Mónaco, la misma que aparece en la película Atrapa a un ladrón, donde la princesa y Cary Grant hacen un pícnic.

Llevaba a su hija Estefanía como acompañante; ella salió ilesa y se rumoró que era quien conducía el coche en el momento del accidente. Al día siguiente, la princesa murió sin recobrar el conocimiento en el Centro Hospitalario Princesa Gracia. Sólo tenía 52 años. Se encuentra enterrada en la catedral de San Nicolás, junto con su esposo Rainiero III, quien nunca pudo superar la pérdida de su esposa.

OBJ1942083_1--644x362

En su corta carrera cinematográfica, Kelly fue una de las actrices favoritas de Hitchcock, con quien trabajó en tres películas, pero aunque su filmografía sólo cuenta con 11 largometrajes, éstos fueron de alto nivel, y contenido de gran proyección. Hablamos de Grace Kelly, la actriz, porque cuando se pregunta en Mónaco por Su Alteza Serenísima Gracia —como le llamaban en Europa—, todavía hay súbditos que sienten su partida, después de haber conquistado tantos corazones, y haber recibido reconocimiento de sus dos países.

 

Comparte tu opinión