Banner-Kena-Horoscopos-2021-Descarga-Revista

El Profesor más famoso de Latinoamérica murió este viernes a los 82 años en Puerto Vallarta.

Rubén Aguirre, quien le dio vida al Profesor Jirafales en la famosa serie mexicana El Chavo del 8, estaba muy enfermo en las últimas semanas. Se conoció que en su última hospitalización prácticamente no podía moverse debido a las complicaciones que le produjo la diabetes. Sin embargo, el 8 de junio compartió a través de su cuenta de Twitter su último mensaje: “Gracias por sus mensajes, los leo y me alegran. RAF”.

Uno de los primeros en reaccionar ante el fallecimiento del actor fue Edgar Vivar, quien interpretó al Señor Barriga y a su hijo Ñoño. Vivar tuiteó: «Mi profesor favorito descansa en paz…Hoy mi gran amigo Rubén Aguirre parte de este plano. Te extrañaré mucho«.

La hija de Aguirre, Verónica, le ofreció declaraciones a la BBC Mundo confirmando la noticia de su muerte: «Es verdad que ya no está con nosotros. Lamentablemente murió a las 4:10 de esta mañana por complicaciones de neumonía. Ya estaba en su casa; estuvo en mayo en el hospital porque estuvo un poco delicado, pero salió de allí», afirmó.

De la radio a la televisión 

Rubén Aguirre nació en 1934 en Saltillo, Coahila, al noreste de México. Su carrera artística inició en Monterrey, Nuevo León. Desde muy joven sintió pasión por la radio, donde dio sus primeros pasos en los medios. Luego logró entrar al mundo de la televisión: comenzó con pequeños papeles, entre ellos el payaso Pipo.

Antes de llegar a ser el Profesor Jirafales, fue cronista taurino y tuvo la dicha de transmitir por primera vez en la historia de México la narración vía satélite de una corrida de toros realizada en Madrid, España. Luego de esa transmisión le ofrecieron un contrato en el DF, donde participó en un programa infantil de concursos llamado El Club de los Millonarios.

Fue en este momento cuando conoció a los actores de El Chavo del 8: Carlos Villagrán, quien luego interpretó a Quico, y a María Antonieta de las Nieves, La Chilindrina. Desde entonces se acercó a Chespirito, quien lo incluyó en todos sus proyectos, desde El chapulin colorado hasta Los chifladitos.

Pero el personaje que realmente lo llevó a la fama fue el Profesor Jirafales, el maestro que coqueteaba con Doña Florida.

El chavo del 8 terminó en 1980, pero Aguirre continuó trabajando en los otros programas de Chespirito: El doctor Chapatín, Los caquitos y El chapulín colorado. Cuando en 1992 concluyó todos esos proyectos, fundó un circo que durante las décadas siguientes fue su principal ingreso.

Pero en 2007 sufrió un grave accidente automovilístico y su esposa resultó gravemente herida.Este accidente acabó con sus ahorros y el actor tuvo que buscar nuevas fuentes de ingresos. Fue el inició de un periodo difícil para Aguirre, quien llegó a expresar: “Mis fuerzas se acabaron”.

Siempre cercano

A pesar de que tenía una altura de 1 metro 90, siempre fue muy accesible y abierto con sus fanáticos cuando se le acercaban a pedir autógrafos o querían fotografiarse con él. Siempre demostró que el Profesor Jirafales era un personaje muy accesible.

Por otra parte, siempre saludaba a Chespirito con la frase de uno de sus personajes, Lucas Tañeda: “¿Sabías que la gente sigue diciendo que tú y yo estamos locos?»

Comparte tu opinión