Banner-Kena-Horoscopos-2021-Descarga-Revista

Jugar es para todos…

Soy mamá de 4 niños, 3 varones y 1 niña. Soy fiel creyente y promotora del juego como la forma natural y orgánica del aprendizaje y del desarrollo en los niños. Me encanta que suceda el juego libre, dar los espacios para que dure y acompañar la infancia de mis hijos dando prioridad al juego.

Estoy convencida de que el juego lúdico puede transformar la forma de enseñar y de aprender. Cuando se trata de elegir juguetes, en mi familia no existe el tema de clasificarlos por ser de niños o de niñas, siempre insisto en que los juguetes no tienen género y que lo importante son los valores pedagógicos que se aprenden al jugar. Para ser más específica sobre dichos valores, lo mejor es elegir juguetes que fomenten el desarrollo, la sociabilidad, las capacidades cognitivas, comunicativas y motoras en los niños, esto es qué; a través del juego, además de aprender e interpretar el mundo a su alrededor, niños y niñas puedan aprender de igualdad y de empatía, valores vitales en los tiempos que vivimos.

La libertad para elegir los juguetes, las más de las veces depende de los padres, quiénes desde nuestra propia educación y criterio, a veces tenemos ciertas tendencias para hacerlo.

Por ello es importante entender que lo que queremos todos son hijos felices, funcionales y plenos; para lograrlo lo ideal es brindar a los niños por igual (niñas y niños) espacios seguros para que suceda el juego libre, esto incluye la elección de los juguetes y el uso que se da a los mismos. A los niños les encanta el juego por imitación, el famoso «role play», copiar lo que ven en casa: jugar a la casita, a la escuela, a la comidita, a ser familia y para ello hay opciones que amamos porque cumplen con lo necesario para que la magia suceda.

Cortesía Karla Lara

Afortunadamente cada vez es más común observar a los niños jugando con lo que quieran, la libertad es mayor para elegir el juego y los juguetes y eso nos garantiza una mejor evolución como sociedad.

Todos, o casi todos, conocemos al muñeco bebé más consentido y por cierto, el original: Nenuco, que al estar en brazos del niño o de la niña despierta ese sentimiento de querer cuidar, besar, abrazar, cargar, arrullar, pasear a un bebé. ¿Recuerdan la hermosa sensación de jugar al bebé y a la mamá con su Nenuco?, da nostalgia y añoranza porque se relaciona con lindos recuerdos y memorias que aún nos acompañan… veo a un Nenuco de mis hijos y me da el flashback de jugar con los míos con mi hermana y mi hermano, a cambiarlos, cargarlos, darles de comer, ponerlos a dormir, porque cuando tienes un Nenuco lo haces parte de tu día y de tu vida.

¿Qué se fomenta con este tipo de juego?

Lo básico en la vida: cuidar de otro alguien, además de tener un aroma a bebé que a todos nos encanta. ¿Quién es más tierno, vulnerable y despierta los sentimientos más lindos y tiernos que un bebé? Cuando “normalizamos” que niños y niñas jueguen con muñecos bebé, el potencial educativo y afectivo es enorme. Jugar con Nenuco fomenta que los niños puedan expresar sus emociones, sus sentimientos, como les contaba antes, involucrarlo en su vida diaria, reproduciendo situaciones de casa y luego inventando las propias, lo que les permite practicar la empatía ante un ser mas vulnerable, los sentimientos que los vinculan con otras personas; y generar una consciencia real de que hombres y mujeres podemos jugar con muñecos y además, hacerlo desde la emoción positiva y disfrutarlo.

El juego es una manera tangible de involucrarse con la cultura, pero es además una actividad vital que ofrece a niños y niñas la capacidad de aprender, de actuar con libertad, de tener iniciativas, disfrutar del momento, representa una forma de vivir la vida y de relacionarse con ella pues a través de los juguetes se pueden representar situaciones y por ello, el juego debe de ser parte importante y necesaria de la vida del niño como comer, dormir, tomar agua, hacer ejercicio.

En estos tiempos de distanciamiento social, pasamos nuestro tiempo en casa y en familia, jugar con muñecos bebé es jugar a ser mamás y papás, dejando atrás estereotipos sexistas: al jugar con Nenuco, niños y niñas imitan un espacio donde recrear situaciones que ellos disfrutan o necesitan: por ejemplo, abrazar, besar, pasear, arrullar o jugar con su muñeco bebé. Los niños necesitan el movimiento, jugar con muñecos bebés los mantiene activos, ellos saben de manera natural que a un bebé hay que hacerle “todo” y eso implica que al jugar con Nenuco se muevan, además de ser una actividad que permite el aprendizaje empírico porque por instinto los niños y niñas abrazan a los bebés, los arrullan, les ofrecen alimento o un biberón, además de permitir una interacción organizada de actividades, uso de objetos alrededor: cobijas, ropita, accesorios.

Nuestra sociedad atraviesa tiempos difíciles y hasta violentos, la crianza es la fuente de la vida, de la conducta futura de los que hoy son niños. Acercar juguetes que permitan a los niños “jugar” experimentando emociones positivas y sentimientos de apego siempre tendrá un resultado favorable, todos necesitamos estar y pertenecer a grupos de personas más empáticas, tolerantes, solidarias, mas “humanas”, que sean capaces de mirar y escuchar a los demás y entender y respetar las necesidades y puntos de vista de otros.

Foto Unsplash

Jugar con Nenuco permite al niño y a la niña demostrar qué es importante para ellos, expresar inquietudes, miedos y alegrías que encuentran salida a través del juego. Los hace sentirse unidos a su muñeco bebé y a su propia familia, y reconocer acciones por las que ellos mismos se puedan sentir agradecidos, como tener con quien jugar o alguien que los cuide.

Otro beneficio es que el juego con muñecos cambia y se transforma con la edad, es muy posible y recomendado desde los 3 hasta los 10 o más años, pues permite interactuar en las tres áreas de conocimiento relevantes en el aprendizaje:

1. Conocimiento de sí mismo y autonomía (también consciencia corporal);

2. Conocimiento del entorno y

3. Lenguaje, comunicación y representación.

En el juego libre solo hay que promover comportamientos, no dirigirlo, empujar la iniciativa y la autonomía para jugar, promover la curiosidad. Cada vez que los niños juegan sucede la magia del neurodesarrollo y del aprendizaje de amplio alcance, las memorias de la infancia se construyen en el juego, pues es la herramienta emocional por excelencia para adaptarse a las condiciones de vida y al entorno que se presenten, permitamos que el juego sea un motor para entender e integrarse mejor al mundo, que nuestros hijos sigan siendo personas increíbles al crecer, de esas que cambian al mundo amando.

nenuco-logo

Miren que les he mencionado a Nenuco, es que en realidad es ¡el muñeco más bonito que hay!, con ver su cara y sus ojitos dan ganas de abrazarlo, y su olor… es único, ¡huele a bebé!, por eso regala y regálate la oportunidad a tus hijos de jugar con Nenuco para crear sus propias memorias de esos momentos llenos de apapachos y de ternura. Jugar es para todos y con Nenuco lo descubrirás.

Karla Lara

@karlamamadecuatro

Comparte tu opinión