Sus enormes ojos verdes se roban la atención; pero sin duda, es hoy su talento lo que la hace destacar entre las damas de la gran pantalla

Por Vanessa Guzmán 

De belleza poco común y variedad a la hora de personificar algún papel; así es Emma Stone. Aunque de pequeña participó en diversas obras de teatro, sus padres, Jeff y Krista Stone, no estaban muy seguros de la pasión de su hija. Por esta razón, la pelirroja decidió ingeniárselas y hacer algo bastante inusual que, sin saber, cambiaría por completo su vida: preparó láminas en Power Point para explicarles a sus progenitores las razones por las cuales debía mudarse a Hollywood a actuar. ¡Y funcionó! Viajaron desde Arizona hasta el lugar donde se encontraban las grandes estrellas cuando Emma –o Emily, como realmente se llama- tan solo tenía 15 años. De ahí en adelante su carrera comenzó a despegar poco a poco. Como la mayoría de las actrices, empezó con apariciones pequeñas en series de televisión como Las aventuras de Zack y Cody, Malcolm y Lucky Louie.

 

Más tarde, las comedias llegaron a su corazón gracias a sus personajes en Un rockero en pelotas, Una conejita en el Campus, Los fantasmas de mis exnovias, Loco y estúpido amor, fueron algunas de las producciones que la catalogaban como “otra cara bonita del cine”. Sin embargo, Stone optó por desligarse, al menos por un tiempo, de películas de ese género con el fin de demostrar que no quería ser conocida como una más del montón. En este sentido, aceptó papeles más fuertes en filmes como Bienvenidos a Zombieland, Criadas y señorasfilm que le valió su primer premio en el Sindicato de Actores como actriz de reparto-, The amazing Spider-Man, Birdman y Magia a la luz de la luna. En la actualidad se encuentra estrenando el musical cinematográfico La La Land junto a su eterno compañero, el guapo Ryan Gosling, producción que debido a su éxito, podría ser la causante de que la actriz alce por primera vez la tan anhelada estatuilla dorada, el Oscar.

 

¡No al machismo!

Emma es otra de las tantas actrices que se suma a la lista de quienes rechazan la desigualdad laboral entre hombres y mujeres en Hollywood. En una entrevista para la revista Rolling Stone, la artista denunció que en muchas oportunidades sus ideas no eran escuchadas o tomadas en cuenta por venir de la boca de alguien del sexo femenino.

 

Corazón enamorado

A diferencia de otras, la dueña de los ojos más llamativos del cine no se ha hecho popular gracias a sus relaciones sentimentales. Al no exponer demasiado su vida privada, poco era lo que se conocía sobre su corazón. Pero la situación cambió al hacerse novia de Andrew Garfield –su coestrella en Spider Man– con quien mantuvo un amorío durante cuatro años hasta mediados del 2015. Eran la pareja favorita de las alfombras rojas, ya que destilaban amor hasta más no poder. De la noche a la mañana terminaron; sin embargo, en la actualidad mucho se rumora sobre una supuesta reconciliación que tal parece, es un secreto a voces. Aunque ninguno ha confirmado nada al respecto, las palabras de Andrew hacia Emma a propósito de que se encontrarían en los Golden Globes dejan mucho a la imaginación:

“Soy su más grande fan como artista. Estoy constantemente inspirado por su trabajo y por cómo se maneja. Para mí ha sido una bendición su éxito”, dijo agregando que “nos preocupamos mucho el uno por el otro… es una especie de cosa incondicional y hay mucho amor y respeto entre nosotros”.

 

 

Por Vanessa Guzmán

Lee el artículo completo en nuestra editorial de marzo.

Comparte tu opinión