Apasionado de las historias callejeras de la cocina. El chef Anthony Bourdain deja un legado que pocos habían explorado. Gracias a sus historias pudimos viajar a lugares y culturas gastronómicas maravillosas. Aquí una receta de un clásico de Nueva York, su gran punto de partida y base del famoso chef: Cheesecake New York.

INGREDIENTES:

170 gramos de galletas tipo María

100 gramos de azúcar

125 gramos de mantequilla derretida

4 paquetes de queso crema a temperatura ambiente (aprox 1.000 gramos)

350 gramos de azúcar

25 gramos de harina

1 limón (el zumo)

1/4 cucharadita de sal

2 cucharaditas de vainilla

5 huevos

113 gramos de nata ácida

PREPARACIÓN:

Tritura las galletas en el procesador de cocina y mezcla junto con los 100 gramos de azúcar y los 125 gramos de mantequilla derretida.

En un molde desmontable, preferiblemente de unas 10 pulgadas, cubre con papel de cocina el fondo y alrededor.

Vierte la mezcla de las galletas y presiona hasta compactar. Hornea a 225°C por 10 minutos y reserva.

Mientras tanto, comienza el cheesecake.

Bate juntos el queso crema, con el azúcar y la harina hasta que tenga una consistencia cremosa y sin grumos.

Agrega los huevos uno a la vez.

Añade el zumo de limón, vainilla y sal, y batimos hasta tener una mezcla homogénea.

Vierte sobre la base de galletas y hornea a baño maría por 90 minutos a 200°C hasta que esté ligeramente dorado por las orillas. Apaga el horno, pero NO lo saques; déjalo dentro por 90 minutos más hasta que se vaya enfriando.

Desmolda y refrigera por, al menos, dos horas.