Sólo las que hemos sido madres, tenemos la certeza de que no todo es color rosa, sin embargo, nos cuesta expresar todas las cosas incómodas. Así lo señalan Vale y Lin desde su cuenta en Instagram.

Estas dos mujeres son las pioneras de este proyecto: Entremujeres:  “CaNsada con hijos” donde se enfocan en mostrar esas partes que no son tan agradables de la maternidad.

Lim es la mamá de un hermoso bebé y Vale, de dos princesas y gracias a sus experiencias, nutren su cuenta de red social con anécdotas que seguramente te verás identificada.

La finalidad de “CaNsadas con hijos” es mostrar el lado más real y puro de la maternidad, dejando a un lado los prejuicios y lo más importante para ellas: no juzgar a nadie.

“Cuando empezamos con el blog las dos trabajábamos full time en relación de dependencia. Pero, por ejemplo, yo no pude seguir después de tomarme la licencia con mi segunda hija. Es muy difícil. Imagínate tener tiempo para hacer una leche de almendras o tu propio yogur”, dice Vale.

En uno de sus post, ellas también nos comentan que, como muchas, se vieron envueltas en el boom de “madres saludables” dándoles a sus bebés comida súper natural.

CaNsada con hijos

CaNsada con hijos

Pero entendieron que todo va mucho más allá y es precisamente eso, lo que ellas desean contagiar a través de su cuenta en Instagram: @cansadasconhijos 

¿Lo peor de la maternidad?

Seguramente te pasa como a Vale y Lin. Al tener a tus bebés, todo cambia, el estrés de estar pendiente de la salud del bebé, organizarle su fiestita de cumple o unas vacaciones agradables para todos, te abarca el tiempo sin darte cuenta. 

Es que todo se convierte en una nueva aventura, llena de agites  y corre corre y a veces, compartes con tu amiga, la que también es mamá, algunas cosas que pudieran pasar en común.

Pero ellas hacen mención en su red social que entre lo peor de la maternidad, está:  “prácticamente no poder salir de noche, no poder dormir hasta cuando queramos, no poder mantener una conversación ya sea por teléfono o personalmente, no poder comer tranquila o tener que elegir destinos de viajes aptos para pequeños”.

Pero a pesar de asumir esto como el peor momento, aclaran que no cambiarían por nada el hecho de ser madres. ¡Es gratificante!

“No hay un modelo de madre, cada una hace lo que puede. Hay que respetar las diferentes formas de crianza. Estamos para sumar y empatizar y no para contrarrestar otras posturas”, añade Vale.

Lin agrega a este comentario: “a juzgar y competir menos y a empatizar y acompañarnos más”.

Es momento que vivas tu maternidad a todo terreno, no desperdicies esa conexión entre tu bebé y tú. El tiempo no regresa. 

LEER MÁS SOBRE: MADRES PRIMERIZAS: UN ESPACIO PARA EL POSPARTO ¡EXISTE Y ESTÁ EN MÉXICO!

Comparte tu opinión