En momentos de crisis es oportuno saber, ¿cómo limpiar tu casa a fondo? Más allá de quitar el polvo y trapear con desinfectantes, hay otro detallitos que no debes pasar por alto. Acá te lo mencionaremos.

Limpieza profunda en cuarentena

  1. Saca los productos de limpieza que vas a utilizar: cubeta, escoba, cepillos, esponjas, trapos, productos para el piso, etc, tenlos a mano. Eso hará que no pierdas el tiempo en buscar cada cosa.

  1. Purifica el ambiente: abre las ventanas todas las mañanas. Al menos quince minutos para ventilar los espacios, de esta forma, limpiarás con aire cruzado tu hogar y el olor a encerrado se irá, posterior a eso rocía un desinfectante en aerosol en todas las habitaciones.
  1. Barre y aspira: a continuación deberás barrer toda la casa y eliminar todas las pelusas que haya en todos los rincones. ¿Tienes alfombras? Utiliza una aspiradora para limpiarlas y mantenerlas en buen estado.
  1. Dile adiós a la grasa de la cocina. Al ser uno de los espacios que más se ocupan en el hogar, el número de bacterias que se acumulan es más elevado, por lo que, por lo menos le dedicarás 45 minutos.
  2. Dejar acumular platos sucios, no es una opción. Llena el fregadero con suficiente agua caliente, añade dos cucharadas de bicarbonato de sodio, media taza de vinagre blanco y lava como de costumbre.

6. Obtén baños y regaderas libres de gérmenes: El baño es una de las áreas en donde debemos ser más exigentes, pues la acumulación de humedad y el uso diario hacen que se acumulen más gérmenes. Es momento de revisar y limpiar cada parte, empieza por la regadera. Después continúa con el inodoro y lavabo. Y termina limpiando el espejo y mueble del baño. No olvides jaladeras, manubrios, llaves y esos pequeños detalles, te prometemos que no te tomará más de 15 minutos hacerlo. ¡Con cloro es recomendable!

7. Continua con recámaras: En el dormitorio, lo primero que tenemos que hacer es ordenarlo. Quitar la ropa acumulada y doblarla, colgarla o echarla a lavar.

Una vez tenemos todo más o menos en orden, es momento de cambiar las sábanas. A continuación, debemos meternos con el polvo que se acumula en rincones, pisos y muebles. Si tus muebles son de madera, utiliza un paño de tejido suave y humedécela ligeramente.

8. Finaliza con sillones y pisos. algunas infecciones provienen de las superficies de sillones y, bueno, ya hablamos de alfombras. Asegúrate de pasar por toda la superficie y los cojines, después, puedes aplicar un desinfectante de tejidos. El trapear con un producto desinfectante siempre te ayuda, puede ser una marca comercial antibacterial con aromas deliciosos, mucha gente prefiere un chorrito de cloro, otros más pino o vinage.

9. No olvides las ventanas. Créenos, de nada sirve mantener los cristales interiores impecables, si por fuera llevan meses acumulando partículas. Busca la manera de llegar a ellos, utiliza máquinas a presión o una manguera, aparte no hay nada más bonito que tener ventanas limpias, tu hogar se verá reluciente.

Si logras cumplir estos 9 puntos de limpieza, podrás atacar de forma correcta cualquier bacteria o virus que andes hospedado en tu hogar.

Información sugerida  por habitissimo.



LEER MÁS SOBRE: ¿SE PUEDE SER EFECTIVA AL TRABAJAR REMOTAMENTE? ¡ALÍSTATE EN ÉPOCA DE CORONAVIRUS!

Comparte tu opinión