Tener una mascota en casa tiene muchos beneficios, y ahora, que incluso los científicos lo han comprobado, con más razón deberías permitirte tener un compañero cuando ya eres independiente y tienes un hogar para ti sola, o que inicias uno con alguien especial. ¿Qué sería más lindo que ver crecer tus a hijos con una mascota?, como tú lo hiciste.

 

 

Cuéntamelo en 7

No cabe duda, por todo lo anterior, que las mascotas traen consigo muchos beneficios. Además de que, obviamente, son una compañía para cualquier persona, estos seres pueden llegar a ocupar un espacio en la familia como cualquier otro miembro.

Lo verdaderamente notorio es que una mascota ayuda a vehiculizar los sentimientos, los afectos y diferentes reacciones en cada uno de los miembros del hogar. No sólo te hace más feliz, porque acariciar una mascota hace que aumente la cantidad de oxitocina, la sustancia química que hace que tu cerebro se sienta bien. Lo otro es que hay diferentes estudios que han comprobado que las mascotas mejoran nuestra calidad de vida, no sólo en las emociones, sino que también físicamente.

1.- Te enfermas menos

Sí, como lees, no es cuestión de que así como apestan, te enferman. No señor, porque resulta que nuestro estilo de vida, lleno de detergentes y desinfectantes, han disminuido nuestras defensas. Por lo tanto, tener mascotas prepara a tu cuerpo para la exposición de bacterias, pues ellos están cubiertos de gérmenes. Esto con base en el estudio sobre “la biodiversidad relacionada con el perro“, especialmente alta en las fundas de la almohada. Entonces, las personas con perros parecen enfermar con menos frecuencia y menos severamente que las personas que no tienen perro.

 

2.- Inmunidad a las alergias

Contrario a lo que muchos piensan, si puede ayudar que las personas crezcan con una mascota. Aunque si es cierto que ellos son los mayores productores de alergias por sus pelajes, crecer en una casa con un perro hace que los niños sean menos propensos a desarrollar alergias en el transcurso de sus vidas.

3.- Un corazón más fuerte

Y no se refiere únicamente al amor que puedas llegar a sentir. Más bien tiene que ver con el solo hecho, de que acariciar a un perro reduce la frecuencia cardíaca y la presión arterial. La verdad es que quienes tienen al menos un perro, consiguen dormir mejor por la noche y se enferman con menos frecuencia. Además hay estudios que han comprobado que dueños de mascotas tienden a tener más bajo el colesterol y por ello más probabilidades de sobrevivir un ataque al corazón.

El resto de los beneficios deberás leerlos en nuestra editorial de marzo.

Comparte tu opinión