El mejor ejemplo de la mujer intelectual con una vida cotidiana, Lyn Slater, profesora de leyes en la Universidad Fordham de Nueva York, combina la belleza y el mundo laboral en momentos llenos de realidad y autenticidad, demostrando que vivir el día a día puede estar envuelto de estilo y glamour por el simple hecho de quererlo así. Detrás de sus gafas negras – aliadas infalibles- reside la seguridad en todo su esplendor-sin importar su edad- influye a las mujeres en constante movimiento y apasionadas, que buscan contenido alejado de lo superfluo y acercado al intelecto.

Sin tener un trabajo a fin al mundo de la moda o ser famosa, Lyn, es una mujer con un estilo impecable – uno que cualquier mujer desearía, sin esfuerzo- convirtiéndose en un punto de partida y admiración para la mujer real que desea lucir bien en todo momento, no para los demás sino para ella.

Interesada por el mundo estético que el día a día ofrece, lanzó el blog Accidental Icon, atendiendo  a la frase «quemar las naves» – si no existe, invéntalo-  al darse cuenta de la falta de contenido que ella buscaba, un lugar donde pudiera converger el mundo moderno e intelectual, inmerso en la cotidianidad, preocupándose por el fondo y  la forma de circunstancias ordinarias pero interesantes, profundizando en la moda y su ADN.

Comparte tu opinión