Un día como hoy en 1949, nace Miuccia Prada, empresaria y diseñadora de modas heredera del imperio Prada.

 

Miuccia, conocida por su familia como Miu Miu, fue una rebelde para su época. Estudió Ciencias políticas y Arte Dramático, además militó en el Partido Comunista Italiano durante su juventud. También participó en diferentes protestas a favor de los derechos de la mujer y se convirtió en una feminista.

Todo indicaba que Miuccia no se dedicaría a la empresa familiar, una marroquinería fundada por su abuelo Mario Prada en 1913. Y es que el mundo del fashion puede causar tanto interés como la política. En palabras de la propia Muiccia, “puede ser un poderoso instrumento”. “Es toda esta implicación social de la moda y el vestir lo que encuentro verdaderamente interesante”.

En 1977 tomó las riendas del negocio familiar que heredó junto a sus hermanos Albert y Marian. Mientras tanto, Miuccia se reunió con Patrizio Bertelli, quien era director de una lujosa empresa de cuero. Para 1977 trabaja como contratista de la casa Prada y un año después contrajo matrimonio con Miuccia. Juntos impulsaron la marca y generaron una nueva era en para el imperio Prada.

A mediados de los años 80, Prada comenzó a tomar auge internacional. Los accesorios de cuero característicos de esta casa de moda se convirtieron en los accesorios de la primera colección prêt-à-porter que Miuccia lazó en 1988. La elegancia, sobriedad y el uso de monocromía causaron furor en los años 90.

En 1992, Miuccia lanzó una nueva línea juvenil y un poco estrafalaria “Miu Miu”, como su sobrenombre. Toda esta nueva línea de ropa y accesorios originales, le otorgaron el premio americano a Mejor Diseñadora Internacional en 1993. Actualmente figura en la lista de las 30 mujeres más poderosas del mundo, según el diario The Wall Street Journal.

Sus diseños limpios, sofisticados, estilizados y con un gusto exquisito en los materiales la colocan en el mundo de la moda como una de las marcas más prestigiosas y exclusivas.

Comparte tu opinión